Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Granada Leganés Levante Mallorca Osasuna Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Girona FC 0-0 Racing: un empate que no satisface a nadie

Girona y Racing firman un empate amargo que no ayuda a ninguno de los dos equipos para sus objetivos

Foto: LaLiga SmartBank




LaLiga Smartbank-Jornada 33

Girona0
Racing0
Ficha técnica
Girona: Riesgo; Maffeo, Juanpe, Miquel, Mojica; Aday (Jonathan Soriano, 84'), Diamanka (Granell, 57'), Gumbau (Rivera, 57'), Borja García (Jairo, 84'); Samu Saiz (Gallar, 70'), Stuani.

Racing: Luca Zidane; Carmona, Buñuel, Alexis, Olaortua, Abraham Minero; Borja Galán (Cejudo, 74'), Nkaka (Mario Ortiz, 84'), Toribio (Kitoko, 73'), Lombardo (Hidalgo, 84'); David Rodríguez.

Goles: -

Árbitro: Daniel Jesús Trujillo Suárez (colegio tinerfeño). Amonestó a Toribio (11'), Alexis (19'), Mojica (31'), Aday (62'), Maffeo (73').

Incidencias: Estadio Municipal de Montilivi.
Más de tres meses tuvo que esperar Montilivi para ver regresar la competición en el verde. Una competición que volvía con la extraña sensación de ver vacías las gradas del conjunto rojiblanco y no precisamente por la fina lluvia que caía sobre el estadio en aquella noche húmeda. Una extraña sensación que de bien seguro notaban todos los aficionados del Girona al abrir sus respectivos televisores, un martes por la noche y sintonizar el partido. 

El Girona recibía a un Racing con la obligación y necesidad de puntuar. Tras sumar solamente cuatro puntos de los últimos 15 disputados,  y ocupando la última posición de la tabla, el equipo del sardinero veía la salvación a 8 puntos de distancia y con tan solo 10 partidos para finalizar la temporada. El Girona por su parte necesitaba seguir con su buen registro en casa y tenía la misma obligación de ganar un partido muy  importante por sus aspiraciones de ascenso directo que lo marcaba el Cádiz, tras la victoria del Zaragoza en Lugo, a 9 puntos.  

El partido empezaba con la novedad de Samu Saiz en el once titular gerundense. El madrileño volvía a la medular tras cumplir sanción de tarjetas. También volvía el capitán Àlex Granell en la convocatoria después de sufrir una pequeña lesión que lo dejó fuera del enfrentamiento frente Las Palmas. El equipo dirigido por José Luis Oltra viajaba con las bajas de David Barral y Guillermo, lesionados, y de Manu Hernando, sancionado.  

Los primeros minutos fueron de tanteo entre ambos conjuntos, el equipo de Pep Lluís Martí dominaba el balón y avisaba a los cinco minutos con un testarazo de Stuani que pasaba por encima del larguero. El Racing que poco a poco entraba en el partido respondía por primera vez al conjunto rojiblanco con un fuerte disparo de Enzo Lombardo y que bloqueó Riesgo.  El partido empezaba con muchas aproximaciones y con una intensidad propia de lo que estaba en juego en el terreno. En el medio del campo se mezclaban las rápidas transiciones en ataque y el trabajo defensivo de los pivotes de ambos conjuntos que  ponían ritmo  y agresividad  al partido. 

Después de la pausa de hidratación el equipo cántabro empezó a dominar más el balón y el Girona cada vez tenía más dudas dentro del campo.  La combinación Borja García y Samu Sáiz dejaba entrever el único soplo de esperanza en ataque, llegando de segunda línea y distribuyendo el ataque en tres cuarto de campo, pero no terminaban de llegar las ocasiones del equipo gerundense. Justo antes del término de la primera parte, el central malagueño Alexis Ruano se retiraba del campo con molestias musculares y dejaba su lugar al central catalán, Jordi Figueras. El árbitro del partido, el tinerfeño Jesús Trujillo, pitaba el final de la primera parte de un encuentro muy igualado en todo: con pocas ocasiones, con la posesión pareja y con una estadística de balones recuperados y perdidos muy similar. Ambos equipos necesitaban poner una marcha más en ataque para lograr salir con los tres puntos del partido.

La segunda parte empezaba con muchas imprecisiones por parte del conjunto local y que permitía al  Racing disponer de varios ataques con peligro. Tras una pérdida con falta de Gumbau en la frontal del área, Borja Galán, con un disparo de rosca, estuvo a punto de materializar el lanzamiento de balón parado pero otra vez el portero del conjunto local volvía a aparecer y enviaba el balón a córner con una muy buena estirada. El técnico mallorquín del Girona decidía revolucionar el medio del campo y cambiaba al doble pivote Gumbau y Diamanka por Granell y Crhistian Rivera para buscar el dominio perdido y dar un aire fresco al equipo. El Racing cada vez se sentía más cómodo en el partido, gracias al buen trabajo defensivo en bloque y con el joven belga Nkaka muy inspirado en la tarea de recuperación de balones. El Girona volvió a mover el banquillo con la entrada de Soriano y Gallar por Sáiz y Aday. El Girona cambiaba de dibujo y pasaba del 4-2-3-1 al 4-4-2 con dos referencias en punta. El Racing por su parte cambiaba a Toribio, amonestado, por el otro pivote belga del conjunto cántabro, Kitoko. También salía al campo Cejudo por Borja Galán. Un robo al centro del campo y un pase al espacio al delantero uruguayo estuvo a punto de terminar con el primer gol de partido, Stuani recortaba, se deshacía del defensa y con la puntera del pie enviaba el balón fuera fregando el palo derecho de Lucas Zidane. La mejor ocasión del Girona en el partido llegaba al minuto 75. El conjunto local agotaba los cambios con la entrada de Jairo Izquierdo por Borja García para revolucionar un poco el ataque y dar más rapidez. El conjunto dirigido por Oltra también consumía sus cambios con la entrada de Nico Hidalgo y Mario Ortiz por Lombardo y Nkaka, para dar un poco de oxigeno al equipo que no lograba combinar y llegar a campo contrario.

 El árbitro añadía 4 minutos al encuentro y el último de avisar era el Girona con un fuerte golpeo de Gallar que pasó fregando el larguero. El partido no daba por más y el colegiado señaló el final del encuentro. Racing y Girona firmaron un empate que sabía a poco para los objetivos de los dos equipos. El Girona cada vez ve el ascenso directo más lejos y el Racing, a falta de partidos por jugar de sus rivales directos, se le agotan las opciones de salir del descenso. El próximo partido de los locales será el viernes frente al Elche y los visitantes recibirán el domingo al Sardinero al Tenerife.

Con la tecnología de Blogger.