Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Granada Leganés Levante Mallorca Osasuna Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Rockets 87-111 Bulls: La intensidad de los Bulls fue demasiado para los Rockets

Joakim Noah rozó el 'triple doble' anotando 13 puntos, capturando 10 rebotes y repartiendo 9 asistencias



El gran partido de Mike Dunleavy (en plan héroe tras recibir un codazo involuntario de Parsons, que le partió la ceja y requirió de varios puntos de sutura) y de Joakim Noah (que se quedó a una sola asistencia de un nuevo triple doble), bastó para doblegar a unos Rockets faltos de intensidad (87-111). Con esta victoria, Chicago (36-29) se afianza en la cuarta plaza de la Conferencia Este, mientras que Houston (44-21) se mantiene en la cuarta plaza de la Conferencia Oeste.

El all-star y nuevo líder de los Bulls de Chicago, Joakim Noah, volvió a cuajar un gran partido, aportando 13 puntos, capturando 10 rebotes (6 de ellos defensivos), y repartiendo 9 asistencias en los 35 minutos que disputó, quedando a las puertas de lo que hubiera sido su cuarto triple doble de la temporada. El técnico de Chicago, Tom Thibodeau, decidió sentarlo en el banco para darle descanso a falta de poco más de tres minutos para el final del encuentro, ya que éste estaba ya totalmente decidido, lo que quizá le privó de conseguir esa marca. No obstante, sabedores del espíritu de equipo que preside la mentalidad de Noah, está claro que para el center de los Bulls dicho hito quedaba en un segundo plano, dando valor a la victoria, y entendiendo que cualquier pequeño descanso que pueda tomarse durante los partidos le vendrá bien para afrontar la recta final de la temporada, en la que el objetivo de alcanzar los Playoffs se encuentra cada vez más cerca.

El otro protagonista del partido fue Mike Dunleavy (máximo anotador de los Bulls, con 21 puntos). Quedando poco menos de 8 minutos para el final del segundo cuarto, Dunleavy se interponía en la entrada a canasta de Parsons y recibía un codazo totalmente involuntario en el intento de lanzamiento del jugador de los Rockets, que le provocó una brecha de la que emanaba bastante sangre. Tuvo que retirarse para que los servicios médicos de Chicago le aplicaran varios puntos de sutura. Tras este accidente, Dunleavy no sólo volvió a la cancha, sino que lo hizo en plan héroe, anotando 21 puntos (todos en la segunda parte) y convirtiéndose en el máximo anotador de los Bulls.

Hasta seis jugadores de Chicago acabaron el partido con dobles dígitos anotadores: todo el quinteto titular (Hinrich -19-, Butler -11-, Dunleavy -21-, Boozer -18- y Noah -12-) más D.J. Augustin (13). Aprovechando la gran diferencia en el marcador, Tom Thibodeau hizo jugar a todos sus jugadores. El último fichaje de los Bulls, Jimmer Fredette disputó 3 minutos que fueron suficientes para anotar un triple y demostrar que necesita poco tiempo para sumar puntos.

Por parte de los Rockets, debe destarse la actuación de Jeremy Lin, que salió como reserva para aportar 21 puntos. El center Dwight Howard consiguió un doble-doble de 12 puntos y 10 rebotes. James Harden jugó un encuentro mediocre, mucha culpa de ello tuvo la gran defensa de Butler. El reserva Jordan Hamilton también cuajó un encuentro bastante aceptable, con 12 puntos y 7 rebotes.

Al término del encuentro, el técnico de Houston, Kevin McHale, dejó claro su malestar ante la prensa: “nos han pateado en todos los aspectos del juego”. Por su parte, el guard y capitán de los Bulls, Kirk Hinrich, señaló que “tras el partido frente a los San Antonio Spurs nos dimos cuenta de que no estuvimos bien en algunas facetas del juego. Hemos aprendido de eso para el partido de hoy, y hemos logrado estar a la altura”. Tras el partido, en la cuenta oficial de Twitter de los Houston Rockets se podía leer el siguiente tweet: “What have we learned tonight? Don´t make Mike Dunleavy bleed from the face” (“Qué hemos aprendido esta noche? No hagas que Mike Dunleavy sangre por la cara”). Totalmente cierto.


@conel9juanma


Con la tecnología de Blogger.