Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Granada Leganés Levante Mallorca Osasuna Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Barcelona 3-1 Betis: Los penaltis siguen marcando el camino al Barcelona

Un Barça bastante flojo salió airoso ante el colista gracias a dos penaltis y a un gol en propia puerta del defensor bético Jordi Figueras. 

Figueras, en el suelo, abatido tras el gol en propia.
Empezaba el encuentro con la sorpresa de ver a Rubén Castro en el banquillo verdiblanco, mientras que el Tata Martino salía prácticamente con todo. Sin embargo se pudo ver a un Betis jugándole de tú a tú al conjunto blaugrana y con una presión muy arriba que incomodó mucho el juego del equipo local. El Barça era superior, pero el Betis daba la cara en todo momento. En el minuto 15 Alexis recibía un balón y se regateaba a media defensa verdiblanca dentro del área, que se iba tragando un recorte tras otro del chileno, hasta que en uno de ellos, Figueras se lo llevó por delante y el colegiado pitó penalti. Messi no falló y batió a Adán desde los once metros para poner el 1-0 en el marcador. Este gol conllevó una reacción positiva en el conjunto de Calderón, que en lugar de venirse abajo comenzó a jugar mejor y a disponer de varias ocasiones, pero se vio claro que la delantera bética, a excepción del canario Rubén Castro, apenas tiene olfato de gol. 

Liga BBVA - J32

Barcelona3
Betis1
Ficha técnica
FC Barcelona: Pinto; Alves, Adriano, Bartra, Mascherano; Busquets, Xavi, Iniesta (Cesc, m. 78); Alexis, Messi, Pedro (Neymar, m. 78).

Real Betis: Adán; Juanfran, Amaya, Jordi, Juan Carlos; Ndiaye, Lolo Reyes, Nono; Cedrick (Rubén Castro, m. 61), Vadillo (Jorge Molina, m. 61), Baptistao (Braian, m. 81).

Goles: 1-0, m. 14, Messi, de penalti. 2-0, m. 67, Jordi Figueras (propia puerta). 2-1, m. 68, Rubén Castro. 3-1, m. 86, Messi.

Árbitro: Prieto Iglesias (Comité Navarro). Amonestó a Lolo Reyes y Amaya.

Incidencias: Partido correspondiente a la 32ª jornada de la Liga BBVA.
En la segunda parte el partido siguió la misma tónica de la primera. El conjunto verdiblanco seguía dando la cara como bloque compacto y disponía de sus ocasiones, pero el Barcelona conseguía las suyas por la calidad individual de sus jugadores. Ante la falta de precisión arriba, Calderón metía en el terreno de juego a Molina y a Rubén por Vadillo y Cedrick. Y se comenzó a notar su entrada al instante con una jugada de ambos que casi acaba en gol de N´Diaye. Sin embargo, la suerte una vez más no estaba con el Betis y el 2-0 subiría al marcador tras un pase en profundidad de Adriano a Cesc, que intenta cortar Figueras, pero el balón quiso ir directo al fondo de las mallas. 

Pero este golpe de mala suerte tampoco acabaría con la ilusión bética, que inmediatamente acortaría distancias tras una buena jugada entre Molina, Rubén y N´Diaye, en la que el canario amagaba y definía con clase por bajo tras dejar tumbados a dos defensas del Barça. El partido se ponía emocionante con el 2-1, lo cual provocó pitos en las gradas del Camp Nou hacia su equipo, que veía como no era capaz de ser superior en cuanto a juego ante el colista, que se vino arriba y a punto estuvo de lograr el empate en dos ocasiones. Pero toda esperanza de remontada se esfumó cuando a cinco minutos para el final, el colegiado pitaba un dudoso penalti por mano de Amaya tras un centro de Neymar. Messi se encargaría de lanzarlo de nuevo, pero esta vez Adán adivinó la intención del crack argentino y consiguió parar la pena máxima, aunque el rebote cayó de nuevo en el jugador azulgrana, que a la segunda no perdonó y puso el 3-1 definitivo. Este penalti, sin ánimo de polemizar el encuentro, era el quinto que le pitaban al Barcelona en las últimas cuatro jornadas, tras el de la pasada semana de Javi López y los dos del Clásico, y todos han sido cuanto menos discutibles. 

Con este resultado, la clasificación sigue igual por arriba, con el Atleti primero, el Barça a un punto y el Real Madrid a tres. El club azulgrana se enfrenta al líder en la última jornada, con lo que aún depende de sí mismo para ser campeón. El Betis, por su parte, tendrá que esperar a ver el resto de resultados de los equipo de abajo para ver si aún sique teniendo posibilidades reales de permanencia, aunque lo tienen bastante complicado.



Con la tecnología de Blogger.