Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Granada Leganés Levante Mallorca Osasuna Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

CA Osasuna 3-2 CD Tenerife: Kenan Kodro reflota al Osasuna y hunde al Tenerife

Los canarios, que llegaron a adelantarse en dos ocasiones en el marcador, se volvieron de vacío de El Sadar y con un duro golpe moral

Liga Adelante-J9

CA Osasuna3
CD Tenerife2
Ficha técnica
Osasuna: Santamaría; Echaide, Flaño, David García, Cadamuro; Nekounam, Loé, Sisi (Roberto Torres m.87), Cedrick (Kenan Kodro m.74); Ansarifard (Onwu m.94) y Nino.

CD Tenerife: Roberto; Moyano, Carlos Ruiz, Hugo Álvarez, Albizua (Cámara m.30); Vitolo, Aitor Sanz, Ricardo; Suso (Maxi m.79, Cristo Martín e Ifrán (Iker Guarrotxena m.57)

Goles: 
0-1. m.37 Aitor Sanz; 1-1. m.45 Nekounam (p.); 1-2. m.72 Vitolo (p.); 2-2. m.74 Nino
3-2. m.93 Kenan Kodro

Árbitro: Valdés Aller (Comité castellano-leonés). Amonestó a Cadamuro por parte del Osasuna y a Javi Moyano, Carlos Ruiz, Cámara y Vitolo por parte tinerfeña.

Incidencias:  13.000 espectadores en El Sadar.
Tras una semana demasiado agitada y pesimista para el Tenerife, los blanquiazules se presentaban en el Sadar con la intención de poner fin a la mala racha de resultados, sin embargo, el que dio por finalizada su racha negativa fue Osasuna que, en el 93, rescató tres puntos valiosísimos que le permiten alejarse del descenso.

Álvaro Cervera apostó por un trivote en el centro del campo, para contener a Osasuna y jugar a la contra con velocidad. Y esta propuesta, por fin en la temporada, comenzó a dar sus frutos. El Tenerife comenzó creando peligro gracias a las rápidas internadas de Cristo y Suso; y a los inteligentes movimientos en ataque del recuperado Ifrán. Sin embargo, ninguna de ellas se materializó en goles. El Osasuna, por su parte, aunque con un juego más espeso y aparentemente inofensivo, tuvo la ocasión más clara en el minuto 21: Nino fue el primero en intimidar a su exequipo cuando no llegó por muy poco a un centro largo de Echaide.

Esa llegada de peligro hizo aparecer aún más la urgencia en los visitantes pero esta vez, con algo más de criterio que la semana pasada. Y fue, como casi siempre, a balón parado cuando los blanquiazules consiguieron adelantarse: Ricardo botó un córner al segundo palo que Ifrán peinó para que Aitor Sanz remachara en boca de gol en el minuto 37.

Lejos de ni siquiera sentir el golpe, Osasuna empató en la siguiente acción de peligro, con el tiempo ya cumplido. Javi Moyano derribó a Nekounam tras un centro desde el lado derecho y el árbitro decretó un discutido penalti. El propio Nekounam se encargó de materializarlo, dejando el partido empatado al descanso.

La segunda parte comenzó más intensa que la primera, con ocasiones para ambos equipos. Primero fue Ifrán el que no acertó entre los tres palos tras un buen servicio de Suso y seguidamente Nino desperdició un mano a mano frente a Roberto en el minuto 56. Tras estas ocasiones, Cervera sacó a Diego Ifrán del campo, probablemente por precaución tras su recuperación, y los tinerfeños acusaron la bajada de poder ofensivo. Esto permitió a Osasuna y, sobretodo, a Cedrick empezar a resurgir en el encuentro y dominarlo. Sin embargo, el tanto llegó del lado canario. Raúl Cámara, que había sustituido a Albizua por lesión, penetró por la banda izquierda tras una buena combinación con Cristo y fue parado en falta por Echaide. El árbitro decretó penalti y Vitolo se encargó de materializarlo en el minuto 72.

A falta de 15 minutos y viéndose ganador, el Tenerife comenzó a encerrarse en su campo, pero Osasuna  no se dio por vencido y continuó atacando. De hecho, poco le duró el espejismo de los tres puntos a los tinerfeños, ya que en el 75, Nino empató a dos tras rematar sólo en el punto de penalti un centro hacia atrás por la izquierda de Kenan Kodro, que había saltado al campo minutos antes.

Aún con el empate, el Tenerife siguió encerrado atrás y renunciando al ataque, dando también por bueno el punto. Pero tanto fue el cántaro a la fuente que al final se volvió a romper. El Osasuna, con más corazón que cabeza y juego, remontó el encuentro en el último minuto del descuento: Kenan Kodro remató de primeras en el segundo palo un centro desde la banda derecha que se le coló a Roberto por debajo del cuerpo en un fallo gravísimo.

Después del gol, no hubo tiempo para más y el colegiado decretó el final del partido, dejando así una durísima derrota para el Tenerife, que había acariciado los 3 puntos durante más de la mitad del encuentro y que al final, a pesar de su mejoría en el juego, acabó yéndose de vacío tal y como ocurriera semanas pasadas. Por su parte, estos 3 puntos in extremis, dan una inyección de moral bastante importante a Osasuna, que ya respira fuera del descenso.




Con la tecnología de Blogger.