Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Celta de Vigo 4-3 Barcelona: Al Barça se le atraganta Balaídos

El Celta apabulló al Barça en la primera parte y los azulgrana reaccionaron en la segunda, pero la remontada no fue posible


LaLiga Santander-Jornada 7

Celta4
Barcelona3
Ficha técnica
Celta de Vigo: S. Alvarez; Mallo, S. Gómez, Cabral, Roncaglia; Radoja, Wass (Jonny, 82'), Hernández; Sisto, Bongonda (Díaz, 62') y Aspas (Guideltti, 87').

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Mathieu, Jordi Alba (Alcácer, 78'); Rafinha (Iniesta, 45'), Sergio Busquets (Denis Suárez,75'), André Gomes; Arda Turan, Luis Suárez y Neymar.


Goles: 1-0, Sisto (22), 2-0, Aspas (31'), 3-0 Mathieu, en propia puerta (32'), 3-1, Piqué (58'), 3-2, Neymar, de penalti (63'); 4-2, Pablo Hernández (77'); 4-3, Piqué (86').


Árbitro: Iñaki Bikandi Garrido (colegio vasco). Tarjetas amarillas: Hugo Mallo (63'), Busquets (44') y Piqué (73').


Incidencias: Estadio Balaídos, 25.000 espectadores
El Barcelona volvió a caer en Balaídos. Y el Celta volvió a pasar por encima de los azulgrana. Pero esta vez, a diferencia del 4-1 de la temporada pasada, la superioridad celeste duró 45 minutos. El Barça reaccionó en la segunda mitad y consiguió poner al Celta contra las cuerdas, pero un error de Ter Stegen volvió a alejar la remontada. Piqué tiró del equipo culé con un doblete pero al final los tres puntos se quedaron en Vigo. El Celta volvió a demostrar ante el Barça que es un equipo para apuntar mucho más alto.

Luis Enrique sabía de la dificultad de este partido. La temporada pasada vio cómo el Celta les pasó por encima y no se fiaba ni un pelo de su ex equipo. No obstante, volvió a dar descanso a Rakitic e Iniesta, su centro del campo teóricamente titular, para dar entrada a André Gomes y Arda Turan. Además de Rafinha jugando en la posición del lesionado Messi. Berizzo, por su parte, tuvo desde el primer momento las cosas claras. Sabía cómo ganar al Barça y estaba empeñado en volver a hacerlo.

El partido comenzó con un Celta pletórico, presionando la salida de balón del Barça. Los azulgrana no se sintieron cómodos en ningún momento y la presión celeste les hacía caer constantemente en errores. Los atacantes azulgranas pasaban serias dificultades para encontrar balones en condiciones con los que poder armar peligro. Y el Celta se sabía en todo momento dominador del encuentro. Precisamente gracias a la presión celeste, llegarían los goles. Y lo hicieron en 10 minutos. Primero, un error en el pase de Ter Stegen y otro en el control de Busquets propiciaron el robo de Iago Aspas, que con un pase clarividente dejó solo a Pione Sisto para que el danés anotara en primero. El Celta, lejos de amedrentarse, se vino arriba y continuó con su presión asfixiante. Otro error en un despeje de Busquets permitió nuevamente a Iago Aspas encarar la portería culé y el gallego definió perfectamente. Y apenas un minuto después, llegó el éxtasis para los vigueses. Otro robo de Wass a Arda Turan propició un fabuloso pase del danés al corazón del área que Mathieu desvió hacia su propia portería. Se llegó al descanso con solo un equipo sobre el terreno de juego.

En la segunda mitad, Luis Enrique movió el banquillo y sacó a Iniesta por Rafinha. La entrada del manchego dio otro aire a los azulgrana, que empezaron a reaccionar. Ahora era el Barça el que tomaba las riendas del encuentro ante un Celta que empezaba a acusar el cansancio de la primera mitad. La presión alta celeste se transformó en un repliegue defensivo para tratar de atajar las embestidas de los azulgrana y mantener su cada vez menos cómoda renta. Iniesta tomó las riendas del juego y Piqué se echó al equipo a la espalda en la cuestión anímica. Los culés empezaron a creer  en la remontada. Y más aún tras el primer tanto con ellos dos como protagonistas. Un centro del manchego encontró la cabeza del catalán tras un corner y el Barça se vino arriba

Llegaron los mejores minutos del partido para los de Luis Enrique, que le dieron la vuelta a la tortilla en cuanto a las sensaciones con respecto a la primera mitad. Ahora era el  Celta el que más sufría y el Barça empezaba a disfrutar, aún sabedor de que el tiempo corría en su contra. Sergi Gómez cometió penalti sobre André Gomes y Neymar lo transformó recortando la distancia al mínimo. Denis Suárez sustituyó a Busquets en uno de los peores partidos que se le recuerdan al de Badía. Pero con un Barça volcado hacia la remontada, un error de Ter Stegen volvió a cambiar el rumbo del encuentro. El guardameta alemán despejó mal un balón que golpeó en la cabeza de Pablo Hernández y el esférico se coló en las mallas tras pegar en el palo. Al Barça le tocaba volver a remar y esta vez con mucho menos tiempo por delante. Paco Alcácer entró por Jordi Alba para meter más pólvora en el campo y los azulgrana se volcaron sobre la portería celeste. Piqué volvió a anotar de cabeza tras una buena jugada de Denis Suárez pero no fue suficiente. El Barça lo intentó hasta el final pero los tres puntos se quedaron en Vigo.

Esta derrota del Barça hace que los azulgrana desaprovechen el pinchazo del Real Madrid ante el Eibar, aunque la clasificación continúa apretada con Atleti y Madrid en lo más alto y los de Luis Enrique a dos puntos de ambos. Por su parte el Celta consolida su reacción y se aleja definitivamente de los puestos de peligro.


Con la tecnología de Blogger.