Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

El Tecnyconta Zaragoza se llevó el gato al agua (71-80)

El conjunto malagueño sigue sin conocer la victoria

Foto Unicaja
En el encuentro disputado entre Unicaja y Tecnyconta Zaragoza, fueron los maños quienes se llevaron una buena vitoria del Martin Carpena por un 71-80. Los visitantes fueron todo el partido por debajo, pero nunca por una diferencia superior a los diez puntos, en los últimos minutos se colocaron por delante y nadie de los locales pudo darle la vuelta al marcador, por lo que cedieron en su feudo una derrota

Desde las primeras posesiones del partido se entreveía que el partido para los aficionados malagueños sería desesperante, y es que un equipo que vive del triple y de su tiro exterior, no puede permitirse un penoso 15% desde el 6,75, es inadmisible. La defensa tampoco fue para tirar cohetes, en especial la del último cuarto, donde Plaza no dio con la tecla para defender, en especial, a Benzing, que con tres jugadas idénticas sentenció el partido.

Las ilusiones estaban altas, y perder contra el Tecnyconta Zaragoza no entraba en los planes, con todo el respeto para ellos, fue un chasco terrible. El Unicaja tan solo encontró a Musli por dentro, que todo lo que pasaba por allí lo cogían sus manos, aunque a partir de ahí no se sabía que podría pasar, si la pelota acabaría dentro del aro, si iba a ser taponado, si cometaria pasos o cualquier otra acción que bien se les ocurran a los lectores de este artículo, porque el pívot serbio tiene muchísima calidad, pero no tiene sangre, y eso te hace perder partidos.

Pero claro, si tu equipo vive del perímetro, no puedes echarle la culpa por perder el partido a tu pívot titular. Los exteriores del Unicaja estuvieron fatal, sin acierto, sin compenetración apenas y sin confianza, que es lo más preocupante. Muchos de estos tiros estaban bien lanzados, pero sus caras decían desde un principio que no sería el día. Y conforme avanzaba el el partido, el porcentaje iba disminuyendo, por lo que avanzada la frustración.

Gracias a las acciones de Musli, a algún acierto puntual de los exteriores y de Carlos Suarez, que toda la sangre que le falta al serbio la tiene él, (22 de valoración ayer y único salvable) se llegaba a los últimos cinco minutos con los malagueños uno arriba en el marcador. A partir de ahí, dos ataques nefastos y dos acciones acertadas de los maños, pusieron a los visitantes por delante, y con toda la desesperación del mundo y con la única idea de anotar desde el perímetro, poco se podía realizar si tus jugadores no estaban finos. Empezó el Unicaja a anotar, al menos de dos, pero no defendía, y eso cuando vas perdiendo no vale. Bezing anotó tres canastas idénticas que cerraron casi el partido. Cuando el Unicaja tan solo perdía de dos, permitió un tiro de tres al mejor exterior de los rivales, Gecevicius, que raramente falló, y en el rebote que te daba la opción de empatar o ponerte por delante, permitieron un mate espectacular de Fotu, que hizo muchísimo daño durante todo el partido, y ahí sí, ahí se acabó el partido y puso al Unicaja con un preocupante 0-2 en la clasificación y con 1-1 al Tecnyconta Zaragoza.


@Jalberto1997


Con la tecnología de Blogger.