Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Boston Celtics: Un paso más en la reconstrucción

Con el objetivo de afianzarse en puestos de playoffs ya conseguido, los Boston Celtics buscarán este año dar un paso más de cara a volver a ser ese temible equipo que fue años atrás. Con la llegada de Al Horford y un ya consolidado Isaiah Thomas, los Celtics intentarán, como mínimo, llegar a semifinales de conferencia

El conjunto de Brad Stevens sigue firme en su proceso de reconstrucción desde la venta de su Big Three. De la mano de un gran entrenador, rookies con mucho talento y jugadores ya consolidados en la plantilla, este año los Celtics buscan dar la campanada en la Conferencia Este.

La estrella: Sin ningún tipo de dudas este rol lo ocupa Isaiah Thomas, 1,75 m de puro talento que encontró su hueco en un equipo en período de restauración y fue capaz de revolucionarlo él sólo. Los números lo avalan, 24.8 puntos, 6.9 asistencias, 3.3 rebotes y 1.2 robos durante los 82 partidos de la temporada regular y no sólo eso, su capacidad para ponerse el equipo a sus espaldas, su liderazgo y compromiso le han hecho merecedor de convertirse en la estrella de los Celtics y hacerse un hueco en la historia de la NBA al ser el jugador más bajo en jugar un All Star Game.

Entradas y salidas: En épocas de reconstrucción es lógico que se el mercado se mueva y lleguen nuevos jugadores, más jóvenes y con más talento. Danny Ainge y Brad Stevens están muy exigidos en cada período de transferencias para poder dar con la tecla acertada y volver a hacer grande al equipo. Este año se verán varias caras nuevas en el TD Garden:

Al Horford: El fichaje del año en Massachusetts, tras la decepción de Sullinger Boston pedía un hombre dominante en la pintura y llegó este dominicano de dos metros y ocho centímetros. Los Boston Celtics se hicieron con los servicios con uno de los mejores interiores de la NBA, con versatilidad para jugar en ambas posiciones de la pintura y con capacidad para tirar y asistir a sus compañeros.

Jaylen Brown: Fue la tercera elección de este presente Draft, un alero completo, con grandes capacidades atléticas, tanto en la ofensiva como en la defensiva pero que debe mejorar su tiro. En principio partirá como suplente de Crowder y deberá hacerse con un hueco en una segunda unidad muy importante para Stevens.
Gerald Green: El escolta vuelve a Boston donde ya había estado anteriormente (2005-2007). Green destaca por ser un gran especialista en mates y tiro más allá de la línea de 3, una de los grandes quebraderos de cabeza de los Celtics. Tras una carrera llena de altibajos veremos cómo se desenvuelve como escolta suplente.

Demetrius Jackson y Ben Bentil: Seleccionados en las posiciones 45 y 51 respectivamente son quizá los dos rookies, además de Brown, de quedarse en el roster Celtic. Jackson es un base muy atlético, explosivo e intenso y Bentil es un cuatro fuerte y con buena mano de cara al aro, ambos lucharan por quedarse en la plantilla y demostrar su valía.

El resto de rookies como Marcus Georges-Hunt, Jalen Jones o Damion Lee lo van a tener más difícil para quedarse en el equipo.

En relación a las salidas destacar la de Jared Sullinger y Evan Turner. El ala pívot perdió toda la confianza que depositaron en él tanto el cuerpo técnico como los aficionados, un gran talento desperdiciado por su una condición física que está lejos de ser la ideal. Empezó la temporada como titular pero sus problemas con el peso le hicieron que le fuera difícil realizar una defensa decente y terminó siendo relegado al banquillo en playoffs en favor de Jonas Jerebko. Ahora el de Columbus intentará callar las críticas en Toronto mientras que Horford tapará el hueco que deja el ala pívot.

Evan Turner, por su parte, ha firmado con los Portland Trail Blazers. Con la llegada de Brown los Celtics tenían que hacer hueco en la posición de alero y Turner fue el perjudicado. Se le echará de menos en Boston por su gran organización del juego y ser líder de la segunda unidad.

Objetivos: Después de tres años en continua mejora tras la llegada de Brad Stevens este año toca dar un golpe sobre la mesa y demostrar que los Celtics están de vuelta. La plantilla empieza a tomar forma, con dos All Star y grandes jugadores defensivos los de Boston pretenden escalar posiciones en la Conferencia Este y sobrepasar por fin la primera ronda de los playoffs que se viene atascando estos últimos años.
Tras la salida de Turner, Stevens debe buscar un nuevo líder de una segunda unidad de gran importancia para los Celtics, papel que todo indica que recaerá en Smart o Rozier después de su gran Summer League.

Otro aspecto a mejorar sería el lanzamiento desde la línea de 3 y los rebotes, para eso han llegado jugadores como Green y Horford. Por todo esto los Celtics están más que capacitados para presentarse, como mínimo, en las semifinales de conferencia.



@KingYelkin5


Con la tecnología de Blogger.