Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

El Barça se lleva un apasionante clásico (85-75)

El Real Madrid pierde su condición de invicto, y el liderato de la Liga Endesa, al no saber sobreponerse a un Barça mermado por las lesiones

Tyrese Rice realizando una entrada a canasta / Fuente: ACB Photo

El Palau Blaugrana, con más de 6.500 aficionados en las gradas, acogía el segundo clásico de la temporada; aunque el equipo de Georgios Bartzokas no llegaba en las mejores condiciones a este duelo. La enfermería del Barça estaba llena y es que hasta 5 jugadores no iban a disputar el encuentro: Shane Lawal (se rompió el tendón rotuliano de la rodilla en los Juegos Olímpicos), Pau Ribas (se rompió el tendón de Aquiles del pie izquierdo ante el Estrella Roja), Víctor Claver (sufrió una lesión en el escafoides de la mano derecha ante el Maccabi), Justin Doellman (sufrió un esguince de segundo grado en el tobillo derecho contra el Fenerbahce) y Juan Carlos Navarro (sufrió una lesión en el músculo semimembranoso del muslo izquierdo ante el Bilbao Basket).

El conjunto blaugrana, sobreponiéndose a sus problemas derivados por las múltiples bajas, planteó una sólida defensa que frenó el juego ofensivo de los hombres de Pablo Laso, quienes llegaron a acumular un desastroso 1 de 5 en triples. Además, a la defensa, se sumó la efectividad en ataque que les sirvió para poner el 9-3 inicial gracias a la superioridad en la pintura de Ante Tomic. Por su parte, el Real Madrid consiguió realizar una buena circulación del balón, pero sin demasiada efectividad de cara al aro. Únicamente Nocioni pudo mantener a flote a los blancos con un tiro desde más allá del arco al final del primer cuarto: 20-15.

Sin embargo, el Barça continuó dominando el tempo del encuentro y siguió aumentando la ventaja en el luminoso (33-27) gracias a la dupla formada por Tomic y Perperoglou, y a la excelente dirección de Rice. El Real Madrid seguía desacertado desde más allá del arco, sufría el inhabitual bloqueo de dos de sus líderes como son Sergio Llull y Rudy Fernández, perdió varios balones y se cargó demasiado rápido de faltas personales obligando a Laso a sustituir a Gustavo Ayón. Por suerte, los blancos consiguieron suplir algunos de sus problemas con las apariciones espontáneas de Taylor, Nocioni y Doncic; no obstante, las sensaciones no eran nada buenas. Los hombres de Bartzokas, aprovechando la situación, consiguieron establecer un parcial de 10-0, y una ventaja de 15 puntos, gracias a Oleson, Vezenkov y Perperoglou. El encuentro se fue al descanso con un 44-33 en el luminoso favorable a los locales.

El paso por los vestuarios benefició al equipo dirigido por Pablo Laso: el Madrid mejoró en ataque y en defensa. De hecho, Llull y Rudy fueron los encargados de iniciar la remontada con dos triples para reducir las diferencias en el electrónico. Además, un mate de Gustavo Ayón les situaba a 12 puntos (61-49) a dos minutos del final del periodo. La actitud blanca era muy distinta a la de la primera parte y esta mejoría les sirvió para ganar el parcial del tercer cuarto por 16-20; sin embargo, el Barça supo mantener la ventaja global de la mano de Perperoglou. De esta forma, el FC Barcelona Lassa se fue a la batalla de los últimos diez minutos con 14 puntos de ventaja: 67-53.

El Real Madrid, consciente de la desfavorable situación que vivía, necesitaba mantener la buena actitud del tercer periodo e, incluso, mejorarla si quería ganar el clásico. Pero la labor no iba a ser nada fácil. Vezenkov sumó cinco puntos y Perperoglu convirtió dos tiros libres que parecían sentenciar la victoria blaugrana al conseguir la máxima del encuentro (+19) cuando todavía restaban 8 minutos de juego. 8 minutos que el Madrid aprovechó al máximo para dar el susto. Los de Laso, con unos desaparecidos Rudy y Llull, apretaron en defensa y sumaron un parcial de 1-13 de la mano de Haunter, Carroll y Draper. De hecho, fue un triple de este último el que les ponía a 8 puntos (76-68) a 4 minutos del final. Koponen apagaba las alarmas con un triple, pero Haunter las volvía a encender con un 2+1. El clásico estaba al rojo vivo. Además, el ambiente se caldeó a más no poder tras una discusión entre Nocioni y Rice, la cual acabó con una doble técnica para el jugador del Real Madrid. No obstante, Rice no se desconcentró y sentenció el encuentro con una bandeja por la izquierda que le otorgaba la victoria al FC Barcelona Lassa por 85-75.

De esta forma, con la victoria del equipo de Georgios Bartzokas, acababa de caer derrotado el único equipo que quedaba invicto en la Liga Endesa: el Real Madrid.


@azaBeroy


Con la tecnología de Blogger.