Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

El Estudiantes se lleva el clásico de las canteras con un estelar Jackson (83-71)

Los colegiales madrileños han ganado el siempre vibrante duelo contra el Joventut gracias a un enchufado Edwin Jackson y una sólida defensa estudiantil. El encuentro fue de vaivenes continuos hasta mitad del tercer cuarto donde el cansancio hizo mella en la Penya y provocó la sentencia definitiva de los locales

El partido fue una verdadera montaña rusa que terminó llevándose el equipo con mayor concentración en el juego. Foto: ACB


Liga Endesa-Jornada 8

Estudiantes83
Joventut71
Ficha técnica
Movistar Estudiantes (14+22+26+21): Cook (4), Grimau (8), Jackson (27), Page (7) y Savané (4) -equipo inicial- Traoré (12), Suton (3), Vicedo (-), Wilson (7), Fernández (9) y Brizuela (2),

Divina Seguros Joventut (13+25+13+20): Sabat (7), Vidal (13), Lapornik (12), Bogdanovic (-) y Miralles (8) -quinteto titular- Abalde (16), Ventura (4), Jordan (4) Vasiliauskas (3), Gielo (4) y Stutz (-).

Árbitros: Miguel Ángel Pérez Pérez, Luis Miguel Castillo y Víctor Mas. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes de Madrid (WiZink Arena) ante 7.792 espectadores. 

El recién renombrado Palacio de los Deportes gracias a su nuevo patrocinador (WiZink Center) se vistió de gala por partida doble en la jornada del domingo para recibir a los dos equipos de la capital. Mientras por la mañana el Real Madrid hacía los deberes para matrícula de honor y vencía al Iberostar Tenerife por 86-59, en el turno vespertino, el Estudiantes no iba a ser menos. Los colegiales venían de una racha de dos partidos consecutivos sin conocer la victoria y tenían que dar un giro de 180º a su juego si querían seguir luchando por un puesto de clasificación para la Copa del Rey y no adentrarse en zona peligrosa.

Por su parte, el Joventut perseguía los mismos fines que la cantera madrileña por excelencia, aunque acumulaba en su haber dos victorias consecutivas. En los últimos años, al conjunto de Badalona le cuesta realizar campeonatos regulares a un alto nivel, pero las exigencias de su público siguen siendo las mismas: llegar lo más lejos posible en los dos campeonatos nacionales, Liga y Copa. Con este listón tan alto por parte de ambos conjuntos daba comienzo un encuentro que no iba a dejar indiferente a nadie y que se luchó con esfuerzo durante gran parte del mismo.

Los primeros minutos del partido fueron muy igualados. Ninguno de los dos equipos lograba despegarse del marcador y buscaban tantear al contrario desde un estratégico enroque defensivo. El primero que consiguió romper las filas del rival fue el Estudiantes. Con gran rapidez en el reparto de juego en ataque, los madrileños lograron acceder con mayor facilidad a la canasta contraria y anotaron puntos con más claridad. A ello se sumó el desacierto de la Penya, que le costó acomodarse al parqué de la capital.

En el ecuador del primer cuarto, el Estudiantes logró un tímida ventaja de cinco puntos (12-7) que, sin embargo, no supuso en ningún momento una amenaza de huida en el marcador para el equipo catalán. El Joventut recompuso mínimamente sus transiciones defensivas y volvió a igualar el partido al término de los primeros 10 minutos: 14-13.

Esta constancia en el ritmo de juego de ambos quintetos se rompió en el segundo cuarto y durante el resto del partido los vaivenes en el marcador iban a ser constantes, con oportunidades de sentenciar en ambos lados de la pista. El Joventut comenzó dominando con contundencia al inicio del nuevo cuarto y se hizo con un parcial de 2-11 gracias, entre otros, a la actuación en tiro y asistencias de Sergi Vidal, que acabó el encuentro con 12 puntos en su registro personal. A falta de cuatro minutos para el descanso y con un holgado 20-31 en su contra, los locales pidieron un tiempo muerto que sirvió como punto de inflexión para afrontar con más garra los instantes finales antes de acudir a vestuarios.

Como si de un partido nuevo se tratara, los últimos cuatro minutos del cuarto fueron de dominio exclusivo para los colegiales. Una actuación estratosférica de Edwin Jackson redujo las distancias hasta alcanzar un 36-38 en el punto intermedio del partido. El jugador del Estudiantes anotó 11 puntos en este corto intervalo de tiempo y fue, sin duda, el revulsivo ofensivo que necesitaba su equipo para seguir vivo en la segunda mitad.

El tercer cuarto comenzó de forma similar al inicio del partido. Ambos conjuntos habían visto que por pequeños detalles se les podía escapar la tan necesitada victoria y prefirieron asegurar sus posesiones de 24 segundos antes que apostar por un juego más creativo y valiente. Esto hizo que el partido se ralentizara en exceso y el electrónico incrementase sus cifras paulatinamente. Pero el juego tan somnífero que esgrimieron ambos clubes no iba a durar mucho.

De nuevo en la mitad del cuarto, un vibrante Jackson volvió a tomar las riendas de los suyos. Anotó dos triples consecutivos, a los que se les sumó la mano prodigiosa de Cook y Grimau para alcanzar un parcial final de 26-13 y ponerse 62-51, máxima ventaja del partido, a falta de los 10 minutos finales. La Penya bajó su efectividad en ataque gracias en gran parte a la férrea defensa colegial que lideró Savané. Tal fue el muro que construyó el Estudiantes, que uno de los emblemas del Joventut en esta temporada, Bogdanovic, se fue del Palacio de los Deportes sin anotar un punto. Solo se salvaron en ocasiones aisladas Abalde, Vidal y Lapornik (16 pts, 13 pts y 12 pts, respectivamente), cuya ayuda fue insuficiente para volver a liderar el duelo.

En el último cuarto, el Estudiantes se sentía con confianza y decidió sentenciar desde el minuto uno del partido para evitar las complicaciones acontecidas minutos atrás. Aumentó su concentración e incrementó la velocidad y creatividad en el juego ofensivo. Jackson seguía enchufado desde todas las posiciones en ataque y terminaría el partido con 27 puntos. Conforme se acercaba el final del partido, el Joventut decidió rendirse y sucumbir ante la insistencia física y mental de los madrileños. Aun así, los catalanes no firmaron un mal cuarto y únicamente lo perdieron por 21-20. No obstante, era muy grande la losa que arrastraban desde el cuarto anterior y finalmente el encuentro finalizó con un +12 para el Estudiantes: 83-71.


Con la tecnología de Blogger.