Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Pelillos a la mar con Neymar

Neymar asombra con su comportamiento 

La semana pasada Neymar volvió a ser protagonista, no por sus goles y malabares, ni por otro botellazo, sino por una trifulca con Rubén Vezo, defensa del Granada. Un altercado que duró más de 90 minutos, aparte de los piques y reproches que ambos jugadores se recriminaron en el césped, estos se pelearon en el túnel de vestuarios, cuando Neymar empujo por las escaleras a su adversario, como si el partido se hubiese trasladado fuera del campo.


Un episodio que supone una mancha en el deporte rey y para el fútbol español, este que tanto ha presumido de juego limpio. Comportamiento deleznable por parte de los dos pupilos, pero sobre todo de Neymar, con ese acto a traición como si este se encontrara en las fabelas de Brasil. Actitud despreciable la que esta teniendo el jugador del FC Barcelona, que parece ser que en vez de madurar, va para atrás como si de un cangrejo se tratara. El brasileño no solo es más agresivo jugando, sino que también están dejando mucho que desear sus maneras fuera del campo. Tantas fiestas y borracheras parecen haber hecho tocar fondo al delantero, hasta tal punto de estancar su carrera futbolisitica, de ser un más que probable Balón de Oro, se ha convertido en uno más entre los mortales del mundo del balonpie.

Situación que tiene margen de maniobra, un cambio de actitud que seguro que están buscando los responsables del FC Barcelona. En su mano está virar las circunstancias que rodean a su futura estrella, o dejar que este sea una estrella volatilizada que pudo ser y no fue. Es evidente que los primeros que tienen que sentarse a hablar con el brasileño son sus jefes, Luis Enrique y los directivos del equipo, darle un tirón de orejas reprochandole su comportamiento antes de que sea tarde. Como dice mi padre, más vale un azote a tiempo que cien castigos, un tortazo de realidad y de auto-critica que no se lo debe de dar su cónyuge, ni sus hermanos, sino su entrenador.

Esta en manos del Barcelona corregir la trayectoria de su estrella antes de que se estrelle, ellos deben de decidir las medidas que toman para hacerlo, ya sea llamando a "Hermano Mayor", expedientarlo o hablando con Neymar como si de un hijo se tratará.

Con la tecnología de Blogger.