Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Panathinaikos 0-2 Celta de Vigo: ''A Rianxeira'' seguirá sonando en la Europa League

Los goles de Guidetti y Orellana, unidos al empate del Standard, sirven para clasificar al cuadro celeste para los dieciseisavos de la competición europea

Guidetti celebra el 0-1 | Fuente: La Vanguardia



UEL-Jornada 6

Panathinaikos0
Celta2
Ficha técnica
Panathinaikos: Steele, Mesto, Moledo, Ivanov, Chouchoumis, Zeca [C], Lod (Koutroubis 83´), M´Poku, Wakaso, Villafáñez (Leto 70´), Rinaldi (Ibarbo 60´).

Celta de Vigo: Rubén Blanco, Hugo Mallo [C], Cabral, Roncaglia, Jonny, Radoja, Wass (Marcelo Díaz 63´), Pablo Hernández, Orellana (Sisto 82´), Bongonda, Guidetti (S. Gómez 90´).

Goles: 0-1 (Guidetti 4´). 0-2 (Orellana p. 76´).

Árbitro: Andris Treimanis (Letonia). Amonestó a Lod (34´) y a Wakaso (69´).

Incidencias: Encuentro disputado en el Apostolos Nikolaidis de Atenas correspondiente a la última jornada de la fase de grupos de la Europa League.
El equipo celtiña se presentaba en Grecia con la necesidad de ganar al Panathinaikos y esperar un resultado favorable en el partido que enfrentaba a los belgas con el Ajax. Los gallegos cumplieron con su parte del trabajo y el Standard de Lieja no fue quién de pasar del empate a uno. Todo salió a pedir de boca.

Berizzo dispuso un once muy ofensivo con Orellana, Bongonda y Guidetti como puntas de lanza del equipo español. La idea era clara, conseguir el mayor número de goles posibles para trasladar la presión a Bélgica. El partido arrancó con la primera gran ocasión para los visitantes. Rinaldi no supo aprovechar un buen centro de M´Poku desde la derecha que Rubén atajó sin problemas. Sería un espejismo. La primera ocasión del Celta, en el minuto cuatro, acabó con el balón en el fondo de la red. Guidetti cabeceaba un medido centro de Hugo Mallo para poner por delante a los vigueses. El delantero sueco se coló a la perfección entre los dos centrales griegos para batir de un certero testarazo a Steele. El inicio soñado para los aficionados celestes desplazados a Grecia era una realidad, a los cuatro minutos el Celta ya mandaba en el marcador.

Después del gol, el cuadro visitante se hizo amo y señor del partido. El dominio del esférico llegó a ser apabullante con fases del partido en las que la posesión rondaba el 62%. Las jugadas más destacadas tenían su origen en la banda derecha, donde Orellana y Hugo Mallo generaban peligro cada vez que se asociaban. Cumplida la primera media hora de juego, Radoja estuvo a punto de poner el segundo gol en el luminoso. El serbio se revolvió bien en la frontal para golpear un esférico que se marchó rozando la base del palo izquierdo de la meta local. Por parte del Panathinaikos, Wakaso era el único que inquietaba la meta de Rubén, pero la defensa gallega, muy segura toda la noche, desbarataba cada una de las intentonas griegas. Llegaba el Celta al descanso con el trabajo hecho.

La segunda parte se inició con un mayor protagonismo por parte de los helenos, pero sin generar ocasiones de peligro. A medida que pasaban los minutos, el partido se fue atascando en el centro del campo debido a las numerosas faltas y a las pérdidas de balón por parte de los dos equipos. Orellana, uno de los más destacados del partido, probó desde lejos a Steele con un disparo que se marchó muy desviado en el 64´. El chileno dispuso también de una falta peligrosa en la frontal en el 70´, pero su lanzamiento se topó con la barrera. Serían cinco minutos después cuando se produciría la jugada clave del segundo tiempo. En la disputa por el balón, Moledo golpeó claramente a Guidetti en el área y el árbitro letón no dudó en señalar penalti. Orellana agarró el cuero y, engañando completamente al arquero, no falló desde los once metros. Restaban quince minutos y la clasificación casi se tocaba con los dedos.

En el último tramo del choque, los griegos se fueron arriba tratando de recortar las distancias en el marcador. El empate del Standard hacía que un gol de los griegos pudiese generar mucha incertidumbre en los momentos finales. Afortunadamente, la defensa olívica se mostró muy segura y respondió a la perfección ante las acometidas locales. No hubo tiempo para más, victoria muy merecida para el Celta y a seguir disfrutando de la Europa League en Balaídos. El próximo lunes se conocerá el rival en la siguiente ronda.


@CarlosBarges


Con la tecnología de Blogger.