Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

España 4-1 Israek: La selección cumple para seguir líder de grupo

Silva, Costa, Vitolo e Isco anotaron los goles españoles. El gol de la honra corrió de la mano de Rafaelov

Los jugadores españoles se abran tras uno de los tantos obtenidos.
Tras el toque realizado por Diego Costa desde el círculo central del Molinón, dio comienzo el quinto partido de la fase de clasificación del mundial de Rusia 2018 para la selección española de Julen Lopetegui. Contra Israel, representada por viejos conocidos del campeonato doméstico como Hemed que militó en el Mallorca y Ben Sahar que hizo lo propio en el Espanyol. Una selección que vino con las ideas muy claras, a pesar de ser muy inferior en cuanto a juego. Debido a las nuevas normad e la competición, tan solo el primer equipo de cada grupo se clasifica de manera limpia para la fase final del mundial, por lo que el partido era de vital importancia. Además debido a nuestro empate en tierras italianas contra la selección rival del propio grupo, era necesaria a toda costa una victoria.

España empezó muy concentrada, con un once muy ofensivo, pues los centrocampistas, Iniesta y Thiago tienen mucha llegada y finalización y los dos laterales, Carvajal y Alba llegaron como si de extremos se trataran y generaron mucho peligro a favor de la roja.
La estrategia propuesta por Lopetegui era muy clara, movilizar el cuero de manera rápida y ágil de un lado a otro del campo. Buscar centros, pues Costa va bien de cabeza y subidas de los laterales. Cansar al rival e ir introduciéndoles en su propia área.

Pero Israel no salió a regalar el partido y con una presión alta y fuera de la defensa intentó de forma inútil robar y disputar el esférico a España. Las únicas ocasiones que tuvieron fueron por robos ante malas imprecisiones españolas, precisamente tras una mala salida el balón Zahi robó y lanzó a puerta sin problemas para De Gea.

El centro del campo tenía energía, tenía la pelota y la circulaba bien. LA primera gran ocasión para la selección española llego tras varios pases y combinaciones en campo rival. Thiago efectuó un disparo desde fuera del área al que consiguió rozar el portero y se marchó tras tocar el larguero. España se sentía muy cómoda en el encuentro. La segunda ocasión para los israelíes fue por un mal control de Piqué, al cual hicieron un autopase y si no llega a cortar el propio defensa catalán hubiera supuesto el 0-1.

En ese momento, Italia hacia el primer tanto y se colocaba en primera posición del grupo. España necesitaba marcar. A los pocos minutos estaban ya por delante en el marcador. Fue obra del jugador del Manchester City, Silva,  que con un disparo fuerte batió a Marciano. Con este gol Silva iguala las veintinueve dianas de Fernando Hierro y se coloca en la cuarta posición de goleadores históricos de la selección solo superado por tres grande jugadores contemporáneos: Raúl, Torres y David Villa. Importante que llegara pronto, pues era el minuto quince. Saliendo muy concentrados y con la mente puesta en ganar.

En los siguientes minutos se lesionaría el central israelí Tibi, en su lugar entro Tawatha. Eran momentos de grandes pases milimétricos, de buena circulación de la pelota y de toques precisos y cortos. Las ocasiones se sucedían por pura inercia y a punto estuvo de ampliar la ventaja Iniesta que lanzó la pelota desviada tras una buena combinación con Silva.


Pero nuevamente tras una pérdida de Alba, que puso en aprietos y comprometió a sus centrales, estuvo cerca de marcar Zahi, que descargó un misil que se marchó rozando el palo de De Gea y provocó un cierto temor en España. Pero la selección estaba bien y era dueña del encuentro.

De Gea realizaría un paradón tras un buen cabezazo en un ataque peligroso de Israel. Estaban intentando a toda costa el empate. Por eso fue un mazazo que el 2-0 llegara antes del descanso y justo después de la gran ocasión israelí. El gol fue de Vitolo. Tras un buen pase con el exterior de Thiago, el jugador del Sevilla se revolvió y provocó un tiro raso y duro, al cual el portero con una mano muy blanda solo pudo tocar para que entrara besando las mallas. Supuso el segundo gol. Cuarto d Vitolo en la fase de clasificación. España llegaba muy bien al entretiempo.

Tras el parón, se reanudó el segundo periodo. España salió muy intensa y con la misma energía que en el tiempo anterior. No parecía que hubiera pasado el descanso, estaban con la misma concentración que antes. Demostrando hambre de gol y también inconformismo, pues deseaban cerrar el partido lo antes posible.

Diego Costa avisó con un golpeo bastante malo de cabeza tras un centro de Dani Carvajal. Pero pocos minutos después, seria nuevamente el asistente Thiago, el cual puso un córner al segundo palo y el delantero del Chelsea, Diego Costa empujo el balón y al portero al fondo de la red, golazo y partido sentenciado. Koke suplió a un Thiago sensacional e Isco salió por Iniesta. España no dejó de jugar bien al fútbol y de controlar el partido, pero dio la sensación de que se conformaban con el resultado y dejaron jugar a Israel. Grave error porque crearon bastante peligro y pusieron en problemas a la defensa.

Tras una falsa escorada a la derecha del marco defendido por el guardián del United, un jugador de Israel se elevó por encima de los defensores españoles y estrello su cabezazo en el poste. De Gea vencido no pudo evitar el zapatazo de Rafaelov que supondría el 3-1 y el gol de la honra para los visitantes.

Un segundo periodo más relajado. España se dejó llevar y circuló de manera mansa el balón esperando el final del choque. Satisfechos con el resultado, un tanto justo, teniendo en cuenta que realizó muchas ocasiones de peligro en el primer tiempo. A falta de pocos minutos para el final, Isco marcaría el 4-1 y supondría el redondeo a la goleada. El jugador de Benalmádena condujo a las mil maravillas en el pico del área el balón y engañando al portero, de forma suave colocó el balón en el lado contrario en el que se traba el portero y el balón traspasaba la línea de gol. Bien Isco realizando un tiro característico de él y respondiendo al míster tras ser el revulsivo que acostumbra en el Madrid marcando tras salir al rectángulo de juego.

El partido llegó a su fin y España ganó como era de esperar. Objetivo realizado y tras la primera vuelta de partidos cuatro victorias y un empate. Más de veinte años sin perder en fase de clasificación para el Mundial. No era un partido tan fácil y España cumplió y jugo muy bien.

El equipo sale muy reforzado y ya piensa en el compromiso amistoso del próximo martes contra Francia. Curiosamente en esa selección juega Mbappé, el joven que pretende media Europa y que se medirá contra el combinado de Julen Lopetegui. Veremos que nos depara ese partido.


@walpy_peter98


Con la tecnología de Blogger.