Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Leicester 2-0 Sevilla: No pudo ser

El Sevilla FC ha caído eliminado en el King Power Stadium frente a un Leicester que, sin haber sido superior en el global de la eliminatoria, ha sabido rentabilizar las ocasiones de gol. En conjunto sevillano, como en la ida, volvió a fallar un penalti en los minutos finales


UCL- Octavos (Vuelta)

Leicester2
Sevilla0
Ficha técnica
Leicester: Schmeichel; Simpson, Huth, Morgan, Fuchs; Ndidi, Drinkwater, Albrighton, Mahrez (Amartey, m.90); Okazaki (Slimani, m.64) y Vardy.

Sevilla: Sergio Rico; Mercado (Mariano, m.46), Pareja, Rami; Sarabia (Jovetic, m.46), Iborra, N'Zonzi, Escudero; Vitolo, Nasri; y Ben Yedder (Correa, m.67).


Goles: 1-0, m.27: Morgan. 2-0, m.54: Albrighton.


Árbitro: Daniele Orsato (ITA). Amonestó a Vardy (m.75), Schmeichel (m.79), Ndidi (m.84) y Mahrez (m.90), del Leicester; y a Nasri (m.19) y Vitolo (m.59), del Sevilla. Expulsó a Nasri por doble amarilla (m.75) y a Sampaoli (m.82).


Incidencias: partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el King Power Stadium. El Leicester accede a cuartos de final por un marcador global de 3-2.

Partido de vital importancia el disputado en el King Power Stadium entre el Leicester City y el Sevilla FC correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Uefa Champions League.
Partido que cogía a ambos equipos en diferente racha previa de resultados. Por un lado, el conjunto inglés que, tras la polémica destitución de Ranieri, había tomado algo de oxígeno en la Premier y un conjunto sevillista que, tras dos empates seguidos en Liga frente al Alavés y Leganés, había dejado entrever algunas dudas. Ya no sólo por los resultados, sino también por su rendimiento físico en ambos encuentros.

Así se presentaba el Sevilla con un once propuesto por Sampaoli con prácticamente su equipo de gala, excepto por la desaparición en el once de Mariano, Jovetic y el Mudo Vázquez, dando entrada a Iborra y Ben Yedder en el equipo titular. El Sevilla buscaba su segunda clasificación para unos cuartos de final de la máxima competición europea por clubes, aunque la otra vez fue en la temporada 1957/1958 bajo el nombre de Copa de Europa. Ocasión idónea la que se le presentaba al conjunto de Nervión para seguir creciendo y en la que estaría arropada por algo más de 2000 sevillistas en las gradas inglesas.

Comenzaba el partido con un gran ambiente de fútbol en las gradas. Se adivinaba la ilusión de los aficionados ante esta espectacular cita. Y el encuentro comenzaba con una gran intensidad de ambos conjuntos, quizás algo mayor de los pupilos de Shakespeare, empujados por el ánimo de sus seguidores. Partido de ida y vuelta sin un claro dominador inicial pero con una lucha y entrega dignas de la cita. Poco a poco el equipo inglés se iba haciendo con el control del esférico, aunque las imprecisiones de ambos equipos en la construcción, motivadas por las asfixiantes presiones contrarias, hacían que las ocasiones de gol fueran escasas. Sin embargo, una falta lateral a favor del Leicester en el minuto 27 acababa rematada por Morgan sin que Rico, tapado por un gran número de jugadores, pudiera atajar el balón que se adentraba en la red visitante. Éxtasis local que conseguían así el pase momentáneo a cuartos de final.

Entraba entonces el partido en una fase de algo más de dominio sevillista, aunque las ocasiones generadas no eran demasiado claras, si bien cabe destacar una gran parada del portero inglés, hijo del mítico guardameta Schmeichel, a tiro potente de Nasri, que vio una cartulina amarilla en esta primera parte. En los minutos finales de este primer periodo, la velocidad de Vardy y un par de faltas por parte del conjunto inglés ponían de nuevo los nervios en los de Sampaoli. Pero no habría tiempo para más.
Descanso en el King Power Stadium y tocaba conjuro sevillista para intentar remontar una

eliminatoria que, de momento, dejaba al Sevilla fuera de Europa después de mucho tiempo.
La segunda mitad empezó con una declaración de intenciones por parte de Sampaoli, dando entrada a Jovetic y Mariano por Mercado y Sarabia. Tocaba remar y el Sevilla le puso una marcha más a su juego en busca del tanto que lo metiera en la eliminatoria. Fruto de estos cambios llegaron los mejores minutos del equipo sevillista, pero poco a poco la intensidad e ímpetu fue apagándose y el partido se igualó de nuevo. En el minuto 54 nuevo jarro de agua fría al anotar Albrighton el segundo gol en el marcador. Se ponía muy cuesta arriba el partido, aunque un único gol del equipo andaluz daría paso a la prórroga, y a punto estuvo de conseguirlo Escudero de fuerte disparo desde zonas muy alejadas que se estrelló en la misma cruceta con el portero batido.

Seguía luchando y buscando el gol el conjunto de Sampaoli, y cuando mejor estaba, buscando y apretando la meta contraria, un absurdo rifirrafe entre Vardy y un desaparecido Nasri hacía que el colegiado mostrara amarilla a ambos jugadores y, por consiguiente, la roja al mediocentro francés del Sevilla. Era el minuto 73 y todo se ponía muy oscuro para el conjunto sevillano.

Pero aún quedaba un rayo de esperanza… en el minuto 78, una internada de Vitolo en el área era cortada por el meta inglés en penalti. Una oportunidad frente a la inferioridad numérica. Pero tal y como sucediera en la ida, el penalti lanzado por N’Zonzi fue detenido por el meta local, y con el muchas de las esperanzas del Sevilla. Tema delicado lo del Sevilla con los penaltis.

Los minutos finales fue un asedio del equipo sevillista, que atacó más con el corazón que con la cabeza y que fueron insuficientes para poder lograr el objetivo soñado.

Habrá que esperar a otra ocasión para poder seguir escribiendo las notas europeas de un equipo que ha crecido de manera impensable en los últimos años y que seguro que tendrá más opciones en un futuro cercano.

A pesar de todo, dar la enhorabuena a la familia sevillista por la temporada que están realizando. Queda la Liga.


@NachoCampos75


Con la tecnología de Blogger.