Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

FC Barcelona 3-0 Sevilla FC: De diferentes ligas

El Barcelona deja al aire las carencias de un Sevilla en barrena. La diferencia de calidad, intensidad y ganas entre ambos equipos se ha plasmado en el marcador y en el terreno de juego

Iniesta conduce la pelota ante la oposición de Correa (Foto vía FC Barcelona)


LaLiga Santander-Jornada 30

FC Barcelona3
Sevilla FC0
Ficha técnica
Barcelona: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué (Digné 76′), Mascherano, Umtiti, Busquets, Rakitic (Aleña 79′), Iniesta, Messi, Neymar y Suárez (Alcácer 63′)

Sevilla: Sergio Rico, Mariano, Mercado (Kranevitter 45′), Lenglet, Pareja, Escudero; N’Zonzi, Iborra (Jovetic 74′), Nasri (Sarabia 45′), Vitolo y Correa

Goles: 1-0 (Suárez 24′); 2-0 (Messi 27′); 3-0 (Messi 33′)

Árbitro: Clos Gómez. Amonestó a Piqué (14′), Iborra (37′), Busquets (70′), Rakitic (78′), Aleñá (84′). Y con doble amarilla a Vitolo.

Incidencias: Camp Nou. 85.511. Jornada 30 de la Liga Santander 2016/2017.
Jorge Valdano comentaba en su día que el fútbol era un estado de ánimo, y el partido de hoy ha sido un fiel reflejo que confirma dicha sentencia.

Llegaban ambos equipos con una progresión totalmente opuesta. El Barcelona, desde la heroica remontada contra el Paris Saint Germain, ha conseguido poner velocidad de crucero encadenando victoria tras victoria y apretando al Real Madrid en la lucha por la Liga.

El Sevilla, en cambio, envuelto en un clima social totalmente desfavorable, que comenzó con el divorcio entre grada de animación y junta directiva, seguido de la eliminación europea contra el Leicester y terminando con la despedida de su flamante director deportivo, ha hecho que enlacen una serie de resultados desfavorables, con empates ante rivales teóricamente inferiores como Alavés, Leganés o Sporting y derrotas contra Leicester o Atlético de Madrid, dilapidando así una cómoda ventaja en la tercera plaza y viendo como ahora tiene tremendamente complicada esa tercera plaza de acceso directo a Champions y con la cuarta seriamente comprometida.

Con todos estos antecedentes, era previsible el partido que íbamos a ver. Tan sólo quedaba la duda de que el propio Sevilla tirara de amor propio y enrabietado quisiera darle la vuelta a esta racha. Pero nada más comenzar el encuentro quedó patente que nada más lejos de la realidad.

El equipo catalán era amo y señor del balón, con un Iniesta brillante, que desde el mismo minuto 1 del encuentro asedió la puerta de Sergio Rico, haciendo que por poco subiera el primer tanto culé de un tiro de Messi que se estrelló en la cruceta. Los primeros 15 minutos pasaron con el equipo sevillista encomendándose a todos los santos y corriendo detrás del balón. La diferencia de velocidad y calidad era desmesurada.

Sin embargo, desde el minuto 15 hasta el 25 el Sevilla se estiró un poco y tuvo un par de ocasiones de la mano de N’Zonzi y Vitolo que podían haber puesto, de forma injusta, al conjunto de Sampaoli por delante en el marcador. Este pequeño arreón andaluz sirvió para que los barcelonistas pusieran una marcha más y en sólo 10 minutos dejar ya prácticamente sentenciado el encuentro, con un bello tanto de Luis Suarez, espectacular delantero el charrúa, y un doblete de Leo Messi que tiene al Sevilla como víctima favorita. Ambos de potente disparo, el primero a la salida de un córner y el segundo aprovechando un rechace, sin que el meta visitante pudiera hacer nada.

Y con el control azulgrana se llegó al descanso. Tiempo para que Sampaoli reflexionara junto a sus pupilos sobre la falta de intensidad y competitividad que habían mostrado en la primera parte y para que, además, hiciera un doble cambio dando entrada a Sarabia y Kranevitter por Mercado y un desdibujado Nasri.

El inicio de la segunda mitad trajo consigo una mejoría en el juego sevillista, motivada principalmente por la velocidad y empuje de Sarabia, pudiendo haber encontrado el Sevilla el premio de algún gol, pero las buenas actuaciones de Ter Stegen en algunas ocasiones y el oficio de la defensa local, capitaneada con un soberbio Mascherano, impidieron que el tanto subiera al luminoso. A pesar de todo eso, los primeros 25 minutos de este segundo periodo fueron de más igualdad, con un conjunto hispalense buscando la oportunidad de acercarse en el marcador. Pero las fuerzas se fueron diluyendo y ya los minutos finales del partido sirvieron para que el público pudiera despedir con palmas a Piqué y Rakitic, el debut local de Aleña y la expulsión a Vitolo por doble amarilla tras dura entrada a Neymar.

Partido en definitiva que ha dado continuidad a las rachas de uno y otro equipo. Un Barcelona en estado de gracia. Con calidad en todas sus líneas y en el que es difícil destacar a un jugador por encima de otro. En el día de hoy, Messi, con un doblete, Mascherano, un frontón, Neymar y sus regates o Busquet, siempre seguro han brillado con luz propia, pero la imagen de conjunto rocoso en este final de temporada en el que se van a decidir los títulos los hace candidatos firmes a Liga y Champions.

Por el contrario, el Sevilla se instaura definitivamente en una crisis de juego, resultados y estado anímico del que, o se recupera lo antes posible, o difícilmente podrá conservar su plaza Champions. Muchas cosas tendrán que cambiar para variar el rumbo. Y muchas más habrá que abordar una vez acabada la temporada para volver a ser el Sevilla que ha maravillado a todos en la primera vuelta del campeonato.


@NachoCampos75



Con la tecnología de Blogger.