Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Valencia CF 3-2 RC Celta de Vigo: Carlos Soler, héroe en la vendetta che

El canterano logra el gol de la victoria con una vaselina que se quedará en el recuerdo de la afición valencianista. Los ches consiguen así derrotar por fin al conjunto celeste


LaLiga Santander-Jornada 30

Valencia3
Celta2
Ficha técnica
Valencia CF: Diego Alves, Cancelo, Garay, Mangala, Siqueira (Lato, m. 66), Enzo, Parejo, Carlos Soler, Orellana (Medrán, m. 86), Munir y Zaza (Santi Mina, m. 70).

Celta: Sergio, Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jonny, Wass (Rossi, m. 74), Radoja, Tucu Hernández, Iago Aspas, Beauvue (Hjulsager, m. 74) y Bongonda (Jozabed, m. 65).
Goles: 1-0. M. 16: Cabral. 1-1. M. 37: Parejo. 2-1. M. 67: Munir. 2-2. M. 80: Iago Aspas de penalti. 3-2. M. 85: Carlos Soler.


Árbitro: Fernández Borbalán (comité andaluz). Amonestó a Orellana del Valencia CF, y a Bongonda del Celta.


Incidencias: Partido de la trigésimo jornada de la Liga, disputado en la noche del jueves a las 21.30 horas en Mestalla que registró una gran entrada. La Unió Musical L’Aranya de Albaida recibió al equipo a su llegada al estadio y amenizó el descanso.
Caras conocidas en Mestalla, por cuarta vez en esta temporada se enfrentaban Celta y Valencia, en las anteriores pleno de victorias gallegas, el morbo estaba servido; el equipo che quería vendetta tras su eliminación en la copa y de paso sumar un puñado de puntos para maquillar la desastrosa temporada; por su parte el equipo gallego busca mantenerse vivo en su lucha por Europa. Alicientes de sobra para ver un gran partido. 

El Valencia ya no es el mismo del inicio de temporada, Voro ha dado estabilidad y carácter, esto se vio reflejado en los primeros instantes del partido, un Valencia con personalidad y ambición que buscaba el gol. Con el paso de los minutos el domino che dio paso a la igualdad. 

Cabral se encargó de acabar con esta igualdad, los visitantes colgaban un balón lateral al área y el central se elevaba sobre la defensa para, con un gran testarazo, abrir el marcador. La defensa pasiva del Valencia y la mala salida de Alves propiciaron el gol.

Los locales intentaron volver al inicio del partido, a tener el balón, pero las ocasiones estaban lejos de llegar mientras que el Celta, por la vía rápida, estuvo apunto de volver a marcar hasta en dos ocasiones claras, ambas detenidas por Alves. Zaza sacó una ocasión de la nada, fruto de su lucha constante, que estuvo muy cerca de suponer el empate. 

Pero el empate acabo llegando, Zaza demostró haberse adaptado a la perfección a la cultura española, el italiano tras un taconazo digno del mejor bailador flamenco dejo solo a Cancelo para que este pusiera un balón a placer a Parejo que solo  tuvo que empujar. A falta de cinco minutos se ponían las tablas en el marcador, aun quedaba  partido. 

Fernández Borbalán señalaba el descanso de un partido que estaba teniendo de  todo, dominio de ambos equipo, igualdad, goles y alguna que otra ocasión de peligro. Cualquiera se podía llevar el gato al agua, el partido estaba abierto y solo los pequeños detalles podían inclinar la balanza para un lado u otro. 

La reanudación del partido fue un claro reflejo del inicio de la primera parte, el Valencia tenía el balón, estaba cómodo y con más profundidad. Berizzo, que no lo veía tan claro como en los primeros 45 minutos, movía el banquillo dando entrada a Jozabed; Voro respondio al instante con el ingreso del canterano Lato. Los entrenadores tenían su partida de ajedrez particular. 

Y sería el propio Lato quien, al minuto de salir, filtraba un balón raso al área para que Munir, con alma de  puro nueve. lo que es, pusiera al equipo de la capital del Turia por delante. El Valencia le había logrado dar la vuelta al partido y el Celta tenía un poco más de veinte minutos para reaccionar. 

La reacción vigesa llego en forma de penalti, a falta de diez minutos Fernández Borbalán señalaba un penalti más que dudoso de Carlos Soler sobre Iago Aspas, el delantero gallego logró batir al "parapenaltis" de la liga para poner la igualada en el marcador. El final estaba abierto, nadie se movía de Mestalla. 

Pero Mestalla iba a terminar por caerse, pero de alegría. Cuando el empate se vaía como un hecho incuestionable, Enzo Pérez conducía el balón por el carril central y se la daba a Carlos Soler, que lejos de ponerse nervioso batía al portero con una vaselina sublime digna del mejor nueve. Era más que un gol, el chico de la casa, el canterano y él ya conocido  como la joven promesa de Paterna, ponía a su equipo por delante y hacía que Mestalla se convirtiera en una olla a presión. 

El partido acabó. El Valencia logró ganar, a la cuarta va la vencida. Es cierto que el Celta no hizo su mejor partido pero eso no quita que el Valencia hiciera un partido suficiente bueno como para llevarse los tres puntos. Hoy los valencianistas se van contentos a dormir, no solo se llevan la victoria, si no que esta viene de la mano de Carlos Soler, la mayor ilusión de la temporada. El Valencia ganó gracias a el gol de un valencianista de corazón.


@Javier_Online_


Con la tecnología de Blogger.