Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Perdón, Paulinho

¿El mundo del fútbol ha subestimado a Paulinho? 

ABC
El otro dia, cuando me percate que Paulinho había sido de nuevo el autor de un gol en un partido del FC Barcelona, no cabía en mi asombro. El centrocampista brasileño, ese al que había criticado tiempo atrás en un articulo, me había sorprendido. Aunque más que sorprendido, me ha la he comido. Mi ingenuidad ha podido más que la cautela, en lugar de esperar a ver al futbolista sobre el césped, saque a relucir mi faceta de cuñado para despotricar contra él a rienda suelta. 

Un representante y analista futbolístico amigo mío me hablaba maravillas de Paulinho. Le tildaba de fichaje top, estaba seguro de su olfato goleador, le definió como falso nueve, un jugador que iba a dar la campanada. Yo, no le creía, pensaba que sus predicciones estaban equivocadas, pensaba que este era el momento en el cual este se equivocaría y no daría pie con bola. Ahora resulta que tenía razón, Paulinho está siendo el fichaje más destacado del combinado blaugrana, hasta el punto de echarse en algunos partidos el equipo a la espalda. Un servidor estaba equivocado, mi amigo,Vicente Cutanda, tenía razón.  

Me deje llevar, mi juventud me traiciono y en lugar de ser cauto y utilizar la cabeza, me precipite y ejecute un juicio sin conocer todas las circunstancias. Otro allegado, amigo y compañero de Universidad, me pedia prudencia a la hora de valorar al centrocampista brasileño. Me acuso de ser injuso por crucificarle sin haberle dado una oportunidad previa para que se defendiera. Como un juez injusto, condene al acusado sin escuchar su alegato. Hoy es el dia en el que este amigo mío me obliga a pronunciar la dichosa frase de "Tú tenías razón". Porque yo me equivocaba. Como se dice en Alicante, me tire de la moto sin saber a dónde iba y hasta dónde podían llegar mis opiniones.    

Pido perdón por ser tan apasionado y precipitado, por dejarme llevar y por acusar a alguien de tuercebotas sin ningún tipo de criterio o argumento sólido. Perdón Paulinho por haberte subestimado. Tus goles han sido como bofetadas para mi orgullo y tu calidad ha sido mi perdición. Mi tumba ha sido cavada por mis propios vocablos. Porque las palabras vuelan, lo escrito permanece.    

Con la tecnología de Blogger.