Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Alavés 1-2 Valencia. El Valencia sin brillar también gana

El equipo che tuvo que sufrir y bajar al barro para conseguir los tres puntos en Mendizorroza y seguir invictos

Foto vía Twitter SillaGol





LaLiga-Jornada 10

Alavés1
Valencia CF2
Ficha técnica
Alavés: Pacheco; Ely, Alexis, Dieguez, Pedraza,Vigaray; Wakaso, Pina (Sobrino, 80'), Manu; Munir (Bojan, 73'), Santos.

Valencia: Neto; Montoya, Paulista, Garay, Gayà; Andreas, Soler (Maksimovic, 87'), Kondogbia, Guedes (Lato, 76'); Zaza (Mina, 78'), Rodrigo.

Goles: 0-1 Zaza (34'), Alexis (50'), Rodrigo (65').

Arbitro: José Luis González González. Amonestó a Paulista (16'), Vigaray (22'), Santos (35'), Ely (65'), Dieguez (76'), Manu (86').

Incidencias: Partido disputado ene l estadio de Mendizorroza con capacidad para 19.840 espectadores.
Confrontación de sensaciones en Mendizorroza, Alavés y Valencia se veían las caras tras encontrarse en posiciones antagónicas en la tabla, mientras los locales ocupan la penúltima plaza, los che siguen de cerca el rastro del Barça. La lógica invita a pensar que será un partido cómodo para los visitantes, pero con el Alavés de por medio no hay nada claro.

Echaba a rodar el nuevo balón invernal de LaLiga, a pesar de que el frío solo ha llegado a ciertos campos del norte... Pero al Valencia le daba igual que balón fuera siempre y cuando estuviera en sus pies, hoy sin Parejo le tocaba a Soler llevar el timón.

El inicio del partido se había convertido en un constante tanteo, parecía que los visitantes habían arrancado mejor pero pronto se vio que el Alavés a la mínima que pudiera iba a hacer daño, no hay más que ver las dos internadas por la izquierda que supo solventar Neto.

Muchos habréis visto la "pelea del siglo" entre McGregor y Mayweather, pues bien, juego de niños en comparación con el duelo Alexis-Zaza, mucho más que palabras que no desentonaban en el contexto de un partido con la intensidad y la garra como máximas en ambos.

Entre tanta intensidad también había lugar para destellos, Pedraza le estaba dando la mañana a Montoya y ya era de largo el jugador que más peligro estaba creando. En una de estas cabalgadas el habilidoso extremo acabó contra la valla publicitaria, se luchaba cada centímetro el campo.

Pero poco puedes hacer cuando un jugador esta de dulce, y en Valencia hay uno que esta con la escopeta cargada, el mínimo despiste local propicio la recuperación de Andreas, que asistió a Simone Zaza para que el artillero, a base de fuerza y calidad, mandara el balón a la escuadra ante la incapacidad de Pacheco, al italiano se le caen los goles.

Ya con el marcador a favor los de Marcelino se hicieron con el control del partido, desde el gol poco más pasó en una primera mitad en la que la alternancia del inicio se vio marcada por un zarpazo de Zaza que inclino la balanza para el lado che, aunque las sensaciones hacían pensar que esta renta no iba a ser suficiente.

La reanudación del partido coincidió con la salida de un sol que pareció indicar al Alavés el camino, nada más arrancar, el equipo vasco botaba un córner en el que Alexis se iba a elevar más que ninguno para enviar el balón al fondo de la red, Neto solo pudo hacer la estatua.

Desde el gol parecía que el Valencia había sufrido una especie de corto circuito, el Alavés se lo empezaba a creer y acosaba la meta che, no sé sabe que ha pasado en el vestuario local en el descanso, pero la realidad era que ahora eran ellos los favoritos para lograr los tres puntos.

Cuando más de cara estaba para los locales el arbitro señalaba penalti a favor de los che, uno de las penaltis más absurdos que se verán en la jornada y que Rodrigo se iba a encargar de transformar; un castigo demasiado grande para un Alavés que estaba siendo muy superior, todo un jarro de agua fría. 

Y en este jarro de agua se ahogó el Alavés, pereció en la orilla tras pelear y de que manera los minutos finales de partido, sin tirar la toalla en ningún momento, poniéndole las cosas muy difíciles al equipo de moda en LaLiga, un Valencia que echó de menos a Parejo en varias etapas del partido, que sufrió de lo lindo y que no respiro hasta el final, pero esto también esta en el ADN de los campeones, ganar sin brillar.

Con la tecnología de Blogger.