Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Villarreal 2-2 Slavia Praga. El "Submarino Amarillo" tocado pero no hundido

Los de Calleja se rehicieron del 0-2 y a punto estuvieron de culminar la remontada

Foto: SportsCenter


Europa League
Villarreal2
Slavia Praga2
Ficha técnica
Villarreal: Barbosa; Rukavina, Bonera, Ruiz, Costa; Guerra, Fornals (Castillejo, 77'), Trigueros, Soriano (Cheryshev, 46'); Unal (Bakambu, 60'), Bacca

Slavia Praga: Lastuvka; Sobol, Deli (Boril, 46'), Jugas, Frydrych; Hromada, Soucek; Zmrhal (Van Buren, 69'), Danny, Sykora (Stoch, 84'); Necid

Goles: 0-1 Necid (18'), 0-2 Danny (30'), 1-2 Trigueros (41'), 2-2 Bacca (44')

Arbitro: Svein Moen. Amonestó a Soriano (31'), Guerra (83'), Costa (90+1), Boril (90+2)

Incidentes: Partido disputado en el Estadio de la Cerámica con capacidad para 23.500 espectadores. 
Gran parte del destino del grupo A se decide hoy en el Estadio de la Cerámica, una victoria del conjunto español encarrilaría y de que manera la clasificación del "Submarino" a la siguiente fase del campeonato. Pero los checos llegan motivados, tras la victoria del Astana en el otro partido del grupo, obtener hoy los puntos podría ser vital para mantener vivas las esperanzas.

La alineación de los locales estaba repleta de novedades, el calendario aprieta y Javier Calleja debe administrar la plantilla lo mejor posible, la bendita desventaja de jugar tres competiciones.

El partido arrancó de la única forma que concedían los aficionados, un Villarreal que llevaba la batuta y un Slavia atrincherado que en más de una vez se empleo con excesiva contundencia. Los visitantes no iban a vender barata su piel.

Y a los veinte minutos su precio subía como la espuma, tras un despeje de puños de Barbosa, el balón volvía a volar hacía el área para que el gigantón Necid rematara lejos del alcance del guardameta. El primer zarpazo llegaba con acento checo.

Todo esto se podría quedar como un hecho aislado, como una anécdota, sino fuera porque diez minutos después el balón se volvía a encontrar en el fondo de las mallas grogetas. Esta vez era Danny quién, tras llegar de segunda línea, remataba a placer para poner el 2-0; problemas serios para el "Submarino".

 Con el paso de los minutos lo preocupante no se reducía unicamente al resultado, la realidad era que las ocasiones locales estaban brillando por su ausencia, es cierto que la pelota era totalmente de los de Calleja pero en el fútbol gana el que marca más goles, era necesario un chispazo para reactivar a los locales.

La reacción al filo del descanso Pablo Fornals sacaba el periscopio y con un pase de tiralíneas dejaba a Trigeros en un mano a mano contra el portero, el español no falló, definió con tranquilidad para acercar un poco más al Villarreal al empate, realmente se lo estaban mereciendo.

El extasis llegó antes del descanso, todo aquel que abandonara su asiento para no pillar cola en el lavabo se perdió la obra de arte de Bacca, el delantero colombiano pinchó un balón llovido del cielo, se giro con clase y remato pegado al palo, no se puede hacer mejor. El fútbol a veces tiene justicia poética, y el empate era lo más justo.

La reanudación del partido concentro más ocasiones en un par de minutos que en toda la primera mitad, la más clara fue para los españoles, que veían como la zaga checa sacaba el balón por dos veces en la misma línea de gol. Este era el camino que debía de seguir el Villarreal si no quería llevarse más sorpresas.

Con la dupla Bacca-Bakambu el escenario era otro, cada acercamiento local era sinónimo de peligro, hacía ya tiempo que el Slavia no pisaba área rival y eso se veía reflejado en el juego, las sensaciones eran que si alguien tenía que marcar, ese iba a ser el Villarreal.

Pero la gesta se iba quedar a medias, el Villarreal se tenía que contentar con un punto que ahora sabía poco pero que en la primera mitad se habría dado por bueno. Este empate deja el grupo A inmerso en una igualdad que pocos habrían predecido, demostrando una vez más que en Europa no hay partido fácil.

Con la tecnología de Blogger.