Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

FC Barcelona 5-0 Celta. El Barça se da un festín a costa del Celta

La sociedad Messi-Alba acabó en poco más de media hora con un Celta que venía cansado

Foto: FC Barcelona

Copa del Rey - Vuelta 1/8
FC Barcelona5
Celta0

Ficha técnica
Barcelona: Cillessen; Semedo, Mascherano, Piqué (Vermaelen 46'), Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta (Arnáiz) 62'); Messi (Dembélé 59'), Suárez, André Gomes.

Celta: Sergio Álvarez; Jonny, Fontàs, Sergi Gómez, Mallo; Lobotka, Wass (Radoja 46'), Jozabed; Emre Mor, Aspas (Gómez 46'), Sisto (Méndez 57').

Goles: 1-0 min. 12 Leo Messi, 2-0 min. 14 Leo Messi, 3-0 min. 27 Jordi Alba, 4-0 min. 31 Suárez, 5-0 min. 87 Rakitic

Árbitro: Hernández Hernández A. (No hubo amonestaciones ni expulsiones)

Incidencias: Camp Nou. Vuelta octavos de final de la Copa del Rey.
Con el partido de ida que se saldó con un 1-1, pocos se podían imaginar que la vuelta de los octavos de la Copa se resolvería en tan solo 31 minutos.

Se presentaba un partido largo y con un rival con ganas de más tras cosechar un buen resultado frente al Real Madrid (2-2) en la última jornada de liga. Además, el horario no era el mejor para llenar la grada del Camp Nou (21.30h) y eso podía restar energías a los locales.

La eliminatoria aún estaba abierta para los dos conjuntos y el Celta alineó a la mayoría de sus titulares para intentar 'asaltar' el Camp Nou y eliminar a los culés. El Barcelona, por su parte, tampoco quiso faltar a la cita con una alineación repleta de titulares con la que intentar anular a los gallegos.

El inicio del partido ya hacía presagiar como seria la dinámica del encuentro. Y es que el Barcelona salió muy fuerte y con muchas 'ansias' de dominio del balón, a la vez que lo movia de un lado para otro cunado lo tenía en su poder, buscando generar espacios en la defensa del conjunto de Unzué. El Celta poco podía hacer ante el despliegue de juego local, y se limitaba a intentar jugar con el balón controlado cuando le era posible.

Poco se hizo esperar el primer gol de la noche. Leo Messi se encargó de abrir la 'lata' en el marcador con una jugada asociativa con Jordi Alba casi calcada a la del 1-0 de la última jornada frente al Levante en Liga y curiosamente en el mismo minuto, el 12 de la primera mitad. Alba centra, de primeras, un pase largo del mediocampo culé, para que Messi, solo dentro del área gallega, remate con la izquierda ajustado al palo (el portero la toca pero no consigue evitar el gol).

1-0 que celebró Coutinho desde la grada, que vio el partido junto a su nuevo compañero Rafinha, que parece tener las horas contadas en 'Can Barça' por el gran interés del Inter de Milán en su contratación.

Aún sin haber digerido el primer gol, la grada culé tuvo la suerte de cantar el segundo tanto del encuentro, otra vez de Messi, tan solo 2 minutos más tarde (14'). Además, los protagonistas de la acción fueron los mismos: Messi abre el balón a la banda para Jordi Alba y se dirige rápidamente al punto de penalti para que el de l'Hospitalet le devuelva el balón de primeras y el '10' pueda meter el segundo con otro disparo cruzado.

La presión y la 'garra' con la que salieron los jugadores del Barcelona tuvieron su recompensa. Y es que la presión de los jugadores de Valverde era digna de una mismísima final de Champions. Es por eso, y acusando al cansancio de los jugadores del Celta (que habían acumulado muchos minutos en los últimos 5 días), que los locales no tuvieron compasión. Pasaban los minutos y las ocasiones del Barça iban en aumento en peligrosidad y repetición.

Esta vez fue al revés, Jordi Alba marcaría el tercero para los azulgranas a pase de Leo en el minuto 27. Con un magnífico pase en profundidad del argentino, y un tremendo desmarque del catalán, Alba se plantó solo ante la meta de Sergio y le batió por el palo corto. Rápidamente se buscaron para felicitarse mutuamente por la acción y recordando el intercambio de papeles acontecido.

Pero hubo más, y sin tiempo de reacción para los gallegos, cayó el cuarto gol culé. El encargado de 'fusilar' la meta visitante no fue otro que Luis Suárez, que tampoco faltó a su cita con el gol. El '9' recogió una mala cesión de la defensa del Celta y no perdonó. Era el minuto 31 y el resultado era de escándalo. Y no solamente por el resultado, también por la entrega del conjunto de Valverde, porque el mal pase de la defensa gallega llegó después de una presión rapidíssima de la delantera culé.

El Celta tuvo suerte de no llegar con más goles encajados en el descanso. Ya fuera por los fueras de juego o por la falta de puntería, el partido llegó con el 4-0 al final de la primera mitad.

En el segundo tiempo, y con ambos entrenadores conscientes de sus respectivas situaciones (uno lo tenía todo ganado y el otro todo perdido), decidieron hacer cambios en sus equipos pensando en los encuentros de liga del fin de semana.

Valverde dio descanso a Piqué, Messi e Iniesta, y Unzué cambió a titulares como Aspas, Wass o Sisto.

Los dos equipos parecía que firmaban el final del encuentro con el resultado que reflejaba en el luminoso, y se dedicaron en la segunda mitad a no arriesgar demasiado. De modo que todo el segundo tiempo pasó sin 'pena ni gloria'. Pudimos ver algunos detalles de Dembélé, que entró por Messi, y también cómo Suárez casi nos sorprende con un disparo desde el centro del campo.

Pero no fue hasta el minuto 87 cuándo el Barça puso el broche de oro a la goleada. El francés Dembélé centró un córner que Rakitic remató completamente solo en el punto de penalti, ajustando el balón al palo con la cabeza y sellando la 'manita' culé.

Así termino el encuentro, y el Barcelona se clasificó, con mucha contundencia y con una gran primera mitad (gracias a la actuación estelar de Messi), para los cuartos de final de la Copa del Rey.

Seguir a @G_uillem_98
Con la tecnología de Blogger.