Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Granada 2-1 Real Zaragoza: Remontada nazarí sin apuros

Adrián Ramos y Álex Martínez acercan al Granada al playoff tras remontar el gol de Grippo. El Zaragoza se resigna a seguir mirando a la parte baja de la tabla

Adrián Ramos firmó su primer gol esta temporada. Foto: @GranadaCdeF

LaLiga 1|2|3 - Jornada 23

Granada2
Real Zaragoza1
Ficha técnica
Granada: Javi Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez; Kunde, Alberto Martín; Pedro (Joselu, min. 87), Peña (Quini, min. 77), Machis (Baena, min. 68); y Adrián Ramos

Real Zaragoza: C. Álvarez; Benito, Grippo, Verdasca, Lasure (Alain, min. 80); Eguaras, Zapater (Biel, min. 80), Javi Ros, Febas; Pombo (Vinicius, min. 74) y Papu

Goles: 0-1; Grippo (min. 11), 1-1; Ramos (min. 15), 2-1; Martínez (min. 38).

Árbitro: Dámaso Arcediano Monescillo (Comité castellano manchego). Amonestó a Eguaras (min. 48), a Lasure (min. 54), a Papunashvili (min. 73) y a Grippo (min. 84) por parte del Real Zaragoza y a Martín (min.52) por parte del Granada.

Incidencias: Partido correspondiente a la 23ª jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en el Nuevo Los Cármenes ante unos 10.000 espectadores.
El Granada recupera terreno perdido con tres puntos que le permiten volver a acercarse al playoff y frenar la dinámica con la que el Real Zaragoza había comenzado 2018. Los rojiblancos no tuvieron que hacer muchos esfuerzos para hacer temblar los cimientos aragoneses y remontar el gol inicial de Grippo. Adrián Ramos y Álex Martínez resignan a los de Natxo González a seguir mirando el descenso. 

José Luis Oltra recuperaba para este partido a Darwin Machis y Adrián Ramos, dejando incluso fuera de la convocatoria a Espinosa. Por el contrario, Natxo González perdía a Borja Iglesias por sanción y a Raúl Guti por lesión de última hora y sorprendía con un doble falso 9, con Pombo y Papu como puntas por delante de un rombo en el centro del campo. Empezaban avisando los nazaríes con una contra de Adrián Ramos, que le gana la carrera a un lento Verdasca, pero su disparo golpea en el palo. 

Los locales seguían merodeando sin apuros el área maña, lo que acabaría siendo una tónica general de la primera mitad. Cristian evitó in extremis el 1-0 al arrebatarle de la cabeza el balón a Saunier cuando iba a rematar casi sobre la línea de gol. Pero, casi sorprendentemente, el Zaragoza golpearía de nuevo. A balón parado, horrorosamente defendido por el Granada, Grippo cazó un buen servicio de Eguaras para enviar el esférico a donde no podría llegar Javi Varas. 

Pero en casa del pobre poco duran las alegrías. Y en casa del que no sabe defender, todavía menos. El poderío por alto que había demostrado Grippo en el gol lo perdió por completo ante Adrián Ramos, que se le adelanta para rematar a la red un centro de Víctor Díaz. Intentaba responder el Zaragoza con una jugada individual de Papu, con un manso disparo que Varas desvió con la yema de los dedos. 

Con el paso de los minutos, el Granada consiguió hacerse con el balón y acercarse peligrosamente al área de Cristian Álvarez. El trivote Eguaras-Ros-Zapater no conseguía robar ningún balón ni frenar las oleadas ofensivas de los de Oltra. Y de crear fútbol, mejor ni hablar. Sin crear mucho peligro, la mera presencia del balón en la frontal del área zaragocista hacía temblar todo Aragón. Y en una llegada de este estilo, en un leve centro sin peligro, el balón se pasea, le llega a Álex Martínez en el pico del área y, sin oposición del lateral, conecta un duro disparo que pasa por debajo de las manos de Cristian y se cuela en la red. 

Tras el paso por vestuarios, el Granada regaló la posesión al Zaragoza y aguardó paciente a una contra que rematara el partido. Así, Machis le ganó la partida a Benito y si quedó solo ante Cristian, pero el arquero se redimió de su fallo en el 2-1 y le evitó la sentencia. Los de Oltra dejaban tocar al Zaragoza pese al hartazgo de su afición, pero los de Natxo se diluían cuando intentaban entrar en el área. Febas y Pombo lo intentaron, pero ambos se encontraron con un seguro Javi Varas. 

Se acercaba el final y los visitantes no lograban ni sabían hacer temblar a Los Cármenes. Sin velocidad, ni sangre, ni alma, ni nada que sorprendiera, los ataques se perdían al mínimo intento de último pase. Al Granada le bastó con hacer lo que no supo el Zaragoza: ser seguros atrás con el marcador a favor. Parece simple, pero en Segunda División da muchos puntos, posiblemente más que intentar inventar el fútbol con seis centrocampistas e intentar marcar sin delantero. La segunda mitad se perdió con solo un disparo a puerta del equipo maño, donde lo más destacado fue el debut de Pep Biel. El Granada recupera terreno tras dos derrotas seguidas y obliga al Zaragoza a seguir mirando abajo.





Con la tecnología de Blogger.