Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Deportivo Eibar Espanyol Getafe Girona Las Palmas Legans Levante Mlaga Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Villarreal

Los Mavericks tropiezan en su propia casa ante los Bulls en un partido vibrante (127-124)

Chicago volvió a tomar la senda de la victoria de la mano de Kris Dunn, que registró su mejor marca de la temporada al anotar 32 puntos y repartir 9 asistencias en la victoria frente a Dallas

Foto: Bulls

Llegado el punto medio de la temporada y en un duelo entre equipos que miran de reojo la lotería, los Bulls lograron imponerse a los Mavs en un atractivo choque que tuvo varias idas y vueltas. El conjunto visitante tomó rápidamente la delantera encestando sus primeros ocho lanzamientos de campo, con destacadas intervenciones del novato Lauri Markkanen y Kris Dunn. En un primer parcial de alta anotación, Chicago se impuso por 34-28. Luego, Dallas emparejó el partido con el ingreso de J.J. Barea como conductor del equipo texano. El puertorriqueño, con su destacada experiencia e inteligencia, lideró la ofensiva de los Mavs para nivelar el marcador, que aún mantenía a Chicago al frente por 57-54 al término de la primera mitad.

Reanudada la acción, el elenco de Rick Carlisle logró tomar la delantera con un gran parcial de Wesley Matthews detrás de la línea de tres puntos. Dallas logró limitar a los Bulls y potenció a la vez su ofensiva anotando en ese cuarto 35 puntos, colocándose al frente en el marcador por 88-80 y sacando sobre el cierre de este período su ventaja más larga.

Sin embargo, el último tramo del partido les perteneció a los Chicago Bulls. El elenco visitante abrió el parcial con una racha de 12-1 potenciada por sus sustitutos para tomar definitivamente la delantera del encuentro. Dallas no quiso ceder más terreno y los texanos batallaron hasta el final en un desenlace  en el que los Bulls tuvieron que mantener su ventaja desde la línea de tiros libres. Justin Holiday fue el que tuvo mayor protagonismo para definir el encuentro, aunque los Mavs lucharon hasta el último segundo para intentar nivelar el encuentro, oportunidad que tuvieron sobre la chicharra en las manos de Yogi Ferrell, quien falló un triple desbalanceado que hubiese empatado el juego.

De esta dramática manera, Chicago se alzó con la victoria por 127-124 y así se repuso de su derrota el miércoles pasado ante Toronto. Después de una racha de  cuatro victorias, los Mavericks ahora se encuentran. Con dos derrotas al hilo. Su próximo compromiso será el domingo por la noche cuando reciban a los New York Knicks, noche en la que homenajearán al histórico Derek Harper retirando su camiseta número 12. Los Bulls, por su parte, visitan mañana a los Indiana Pacers.

Con la tecnología de Blogger.