Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Getafe 1-1 Girona. Nadie quiere descolgarse de Europa

El Getafe jugó con diez toda la segunda parte y el Girona no pudo con el bloque de Bordalás

Hernández Hernández expulsó a Damián | Foto vía Marca

LaLiga Santander-Jornada 35

Getafe1
Girona1
Ficha técnica
Getafe CF: Guaita; Damián, Djené, Bruno, Antunes; Portillo, Flamini (Mora, 49'), Fajr, Amath (Merveil, 85'); Jorge Molina, Ángel (Molinero, 60').

Girona FC: 
Bono; Alcalá (Borja García, 60'), Bernardo, Juanpe; Maffeo (Mojica, 68'), Pere Pons, Timor (Choco Lozano, 83'), Álex Granell, Aday Benítez; Portu, Stuani.

Goles:
1-0 M. 18 Amath. 1-1 M. 45 Stuani, de penalti.

Árbitro: 
Hernández Hernández (Gran Canaria). TA: Amath (34'), Bruno (42'), Mora (62'), Fajr (74'), Antunes (75'), Molinero (86') / Alcalá (35'), Timor (39'), Maffeo (47') y Aday (72'). TR: Damián (43').

Incidencias: 
Coliseum Alfonso Pérez. 8.011 espectadores.

Las dos revelaciones de la temporada, dos entrenadores que han hecho de sus equipos dos máquinas de competir y un mismo objetivo: Europa. Getafe y Girona sabían que hoy era un día grande. La temporada pasada se vivió este mismo encuentro en la categoría de plata, y hoy se vive con ambos equipos a las puertas de codearse entre los grandes del viejo continente. Cómo hemos cambiado.

Y es que ya ha llegado ese momento de la temporada en la que los aficionados están más pendientes de la clasificación y la calculadora que del propio fútbol. La temporada de ambos dependía en gran medida del resultado que se diera en este encuentro, ya no por los puntos que se sumasen, sino también por los que dejaba de sumar el rival.

El Geta metió una marcha más desde el principio. Un Ángel incombustible no dejaba de exigir a los gerundenses en tareas defensivas y Damián combinaba con Portillo y Fajr para crear superioridad en banda. Flamini ocupaba el medio y ahogaba al Girona, que veía como se le complicaba la salida de balón y optaba por un juego directo con la velocidad de Portu y el habitual protagonismo de los carrileros. 

En el minuto 18', con una jugada maradoniana desde el centro del campo, Ángel se plantaba en el lateral del área y le servía a Amath un balón que remataría en boca de gol. 1-0, y los azulones ya se veían renovando el pasaporte para el año que viene.

Seguían sucediéndose las jugadas por banda, y el Geta optaba por tener algunos tramos de posesión más largos. Bordalás es sabedor del peligro que acarrean los Granell, Portu, Stuani y compañía, y no estaba por la labor de regalar opciones de centro claras. Mantuvo a raya a Aday y Maffeo con las ayudas de Amath y Portillo y en el área solo Portu parecía inquietar a Guaita.

Al filo del descanso, el partido iba a dar un vuelco determinante. Agresión de Damián a Stuani tras un forcejeo en el área: penalti y expulsión. Y Stuani transformaría la pena máxima. 1-1. Al Getafe le tocaba remar con uno menos durante 45 minutos por una autoexpulsión sin balón en juego. Error no forzado.

Y, con dificultades, lo consiguió. Bordalás reestructuró el equipo lo mejor que pudo, con Portillo ocupado el lateral derecho y Ángel ayudando en tareas defensivas. El Girona apretaba pero el Geta no firmaba el empate, y en el minuto 58' tendría la oportunidad Molina desde los once metros. El resultado, el sexto penalti errado por el Getafe en lo que va de temporada. Las tablas se mantenían en el marcador. 

El árbitro Hernández Hernández, en un claro ejemplo de cómo no arbitrar un partido, amonestó a diez jugadores. Desde el principio se le vio sin lectura del partido y sin autoridad. Los jugadores no se lo pusieron fácil, pero no es excusa, se le fue el partido de las manos desde el pitido inicial.

Djené comandó la defensa y secó por completo a Stuani, que no tuvo ninguna opción de marcar más allá del penalti. Portu parecía el más insistente, pero tampoco pudo hacer gran cosa ante el muro azulón. El Getafe, con el paso de los minutos, iba valorando más el empate tal y cómo se había puesto el partido. Y a pesar de ello Molina envió un cabezazo al larguero en el 89'. 

Los dos equipos mantienen intacto el objetivo común de jugar competición europea la próxima temporada, aunque ahora ambos dependen de los resultados del Sevilla, que tiene un partido menos. Y aunque la temporada de ambos en el año posterior al ascenso es ya para enmarcar, querrán ponerle el broche final de la mejor forma posible.

Con la tecnología de Blogger.