Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Rayo Vallecano 2-1 Real Zaragoza: Como un Rayo a Primera

Los de Míchel aprovecharon los despistes de la defensa del Real Zaragoza para poner la directa a Primera División

El Rayo firmó un nuevo triunfo que le consolida en puestos de ascenso directo. Foto: @RayoVallecano

LaLiga 1|2|3 - Jornada 35

Rayo Vallecano2
Real Zaragoza1
Ficha técnica
Rayo Vallecano: Alberto; Baiano (Velázquez, min. 71), Ba, Chechu Dorado, Álex Moreno; Fran Beltrán, Comesaña (Bebé, min. 59), Unai López (Cerro, min. 81); Embarba, Trejo y Raúl de Tomás

Real Zaragoza: C. Álvarez; Benito, Grippo (Perone, min. 24), Mikel G., Lasure; Eguaras (Papunashvili, min. 70), Javi Ros (Febas, min. 77), Zapater, Raúl Guti; Pombo y Borja Iglesias

Goles: 1-0; De Tomás (min. 61), 2.0; Trejo (min. 68), 2-1; Papunashvili (min. 88). 

Árbitro: Figueroa Vázquez (comité andaluz). Amonestó a Trejo (min. 27), a Ba (min. 35) y a Alberto (min. 76) por parte del Rayo Vallecano. 

Incidencias: Partido correspondiente a la 35ª jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en el estadio de Vallecas ante 11.951 espectadores
El Rayo Vallecano continúa su paso firme hacia Primera División. Los de Míchel recuperan el ritmo tras la derrota en el Molinón hace tres semanas frente a un Real Zaragoza al que no dieron opción de sacar nada positivo de Vallecas. Los de Natxo González dieron demasiadas facilidades en defensa y apenas llevaron peligro a la meta visitante. De Tomás y Trejo aprovecharon los despistes en la zaga aragonesa y el gol de Papu llegó demasiado tarde. 

Míchel repetía el once que venció la semana pasada en el Carlos Belmonte, mientras que Natxo González reforzaba el centro del campo con la entrada de Raúl Guti en la mediapunta. El partido comenzaba eléctrico, con ambos equipos buscando jugar el balón en campo contrario. Borja lo intentó primero, pero Chechu Dorado se adelantó y taponó su disparo. 

A los ocho minutos, en un saque de esquina, Grippo y Ba chocaban en un cabezazo, que dejaba KO al zaragocista. Este pequeño parón para atender al suizo marcaba un antes y un después en el transcurso de la primera parte. Poco a poco, el Rayo fue controlando la situación del juego y no dejaba conectar al Zaragoza en el centro del campo, que perdía el balón. De Tomás lo intentó primero al enganchar un centro de Álex Moreno, pero el esférico se marchaba al lateral de la red. 

Los locales no aprovechaban además las pérdidas de balón del Zaragoza en campo propio. Hasta cuatro ocasiones regalaron los aragoneses en salida de balón, que no llegaron a ser aprovechadas por el Rayo. Los de Natxo González fueron perdiendo además presencia en campo contrario, lanzando varias contras en las que Borja tenía que pelear con los cuatro zagueros. Un cabezazo de Comesaña desde la frontal del área pequeña cerraba la primera mitad. 

Tras el paso por vestuarios, el Rayo dio varios pasos hacia delante y encerró al Zaragoza en su área propia, aunque sin ver todavía a Cristian Álvarez. Se intentaban quitar la presión los aragoneses con una larga jugada combinativa que terminó Guti llegando desde segunda línea, pero que no encontró portería. 

Los madrileños aguantaban jugando esperando su momento, esperando una grieta en la defensa zaragocista que no tardaría en llegar. Así, Raúl de Tomás se encontró el balón en la frontal del área sin un marcador a tres metros a la redonda y conectó el disparo a la escuadra derecha de Cristian. Y pronto encontrarían el segundo boquete. Mikel González quiso salir con el balón jugado y volvió a regalárselo a Trejo, que lo coloca esta vez en la escuadra izquierda del portero zaragocista. Cuando se lo sirves en bandeja a un equipo con el potencial del Rayo, lo acabas pagando muy caro. 

Con 25 minutos por delante, el partido estaba prácticamente sentenciado y el Rayo solo tenía que aguardar el marcador ante un Zaragoza que tampoco tuvo su día en ataque. Ya en el 89, sin apenas tiempo para reaccionar, Papu encontró un hueco para disparar a las manos de Alberto, pero el portero falló estrepitosamente y el balón se coló en la portería. 

No hubo tiempo para más y el Rayo sumó tres puntos más en su camino hacia Primera División ante un Zaragoza demasiado timorato y acobardado.




Con la tecnología de Blogger.