Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Valladolid 0-1 Sporting: El Sporting se hace más líder a costa de un decaído Valladolid

El equipo de Pucela estrenó entrenador con una derrota en casa ante un Sporting de Gijón que logra, con mucho sufrimiento, su octava victoria consecutiva y así premiar a los 4000 aficionados desplazados

Foto: Sporting

LaLiga 1|2|3-Jornada 35

Valladolid0
Sporting 1
Ficha técnica
Valladolid: Masip, Moyano, Kiko Olivas, Calero, Nacho, Luismi (Gianniotas), Borja, Óscar Plano, Pablo Hervías (Toni Martínez), Míchel, Mata.

Sporting: Mariño, Canella, Barba, Álex Pérez, Calavera, Álex Bergantiños, Sergio Álvarez, Carmona, Ismael López (Jony), Rubén García (Pablo Pérez), Nano (Nacho Méndez).

Goles: 0-1: Rubén García (2’)

Árbitro: Cordero Vega, colegiado del Comité de Árbitros de Cantabria. Amonestó con amarilla a Calavera (Sporting), Nacho (Valladolid), Moyano (Valladolid), Álex Bergantiños (Sporting), Gianniotas (Valladolid) y Toni Martínez (Valladolid).

Incidencias: Jornada 32 de la Liga 1|2|3 2017/18. Estadio: José Zorrilla, 13.000 espectadores.
Durante la nubosa tarde del domingo 15 de abril, Pucela se preparó para vivir un partidazo correspondiente a la jornada 35 de La Liga 1, 2, 3. A las cuatro de la tarde sonó el pitido inicial de un partido que enfrentó al Real Valladolid y al lider de la competición, el Real Sporting de Gijón. Los locales, situados en la undécima posición, buscaban redimirse de la dura derrota por un gol a cero ante el Nastic, equipo que lucha por evitar el descenso, y así regalar una nueva victoria a sus aficionados. Además Sergio González debutaba como nuevo entrenador del equipo para intentar volver a llevarlo a la senda de la victoria y para volver a soñar con los play offs de ascenso a primera división.  Quien parecía que apuntaba a luchar por algo más alto, era su rival, el Sporting. Los gijoneses llegaron al José Zorrilla como primeros con 61 puntos, buscando su octava victoria consecutiva en liga y así, seguir sumando para poner tierra de por medio con respecto a sus perseguidores, sobre todo con la derrota del Cádiz el día anterior. El último tramo de la temporada del equipo de Baraja está siendo espectacular, con solo dos goles encajados en nueve partidos. 

Los asturianos salieron al campo con varias ausencias importantes, sobre todo la del máximo goleador del equipo, Michael Santos, sustituido por Nano Mesa, y la del extremo cedido del Málaga, Jony, que dejó su sitio a Isma López. En la defensa se produjo la vuelta de Alex Pérez al once, motivada también por la clausula "del miedo" establecida por el Valladolid, que impidió que Guitián pudiera jugar el choque. Por parte de los pucelanos, tras la mencionada derrota, entraron en el once titular Pablo Hervías en banda y Kiko Olivas en la linea de centrales. En punto de ataque se mantuvo el pichichi de la competición Javi Mata con 26 goles. 

El encuentro comenzó frenético y en la primera jugada con peligro del partido, a favor del Sporting, Rubén García empujaría en balón en la porteria de Jordi Masip, tras una gran carrera y un centro raso de Nano Mesa, para poner el 0-1 a favor de los visitantes y que generó el delirio de La Mareona, con casi 4000 aficionados rojiblancos presentes en las gradas. El Valladolid veía como un vendaval asturiano se les venía encima durante los siguientes minutos pero consiguió remediar la situación y hacerse con el control de la pelota, aunque sus ataques se basaron en centros con relativo al área que Mariño y la defensa consiguieron solucionar sin mayores problemas. Javi Mata era la referencia a la que buscaban todos esos centros, pero que Federico Barba logró desbaratar en unos primeros 45 minutos impecables por su parte. Los rojiblancos tampoco crearon excesivo peligro aunque las carreras de Rubén García y de Nano Mesa, muy intensos en la presión a la salida del balón del rival, estuvieron cerca de poner en jaque a la defensa vallisoletana. La primera parte moriría con el partido muy luchado y el balón repartido entre ambos conjuntos, pero con un equipo local que mantuvo la presión en la defensa asturiana. 

El segundo tiempo comenzó con una tónica diferente. Los de Pucela decidieron llevar la iniciativa en el juego, ante un Sporting que no reducía la intensidad defensiva. Mariño comenzaba a tener que preocuparse con disparos de Javi Mata y de Herviás desde la frontal. La entrada de Jony en el conjunto de Baraja comenzó a generar espacios y el partido ganó en velocidad. Los constantes ataques en forma de centros de los de Sergio González eran respondidos por contras rápidas encabezadas por el cedido del Málaga que ni Carmona ni Nano Mesa lograron finalizar con precisión. A partir del minuto 80 todo fue frenético. Mariño realizó un autenticó paradón a un disparó de Javi Mata que intentó culminar una gran jugada combinativa de los locales y justo después Carmona falló en un control que le hubiera dejado solo contra el portero gracias al preciso pase de Jony. Con el minuto 90 cumplido, Mata volvió a tener la oportunidad clave para empatar el encuentro picándosela a Mariño por encima pero un providencial Federico Barba llego a tiempo para despejarla casi debajo de la linea. El pitido del arbitro sonó tras una última oportunidad visitante, donde Jony casi pone el segundo en el marcador, y la alegría de los rojiblancos desplazados hasta Pucela se plasmó en las gradas de Zorrilla. 

Importantísima victoria lejos del Molinón para el Sporting que a la espera de lo que haga el Rayo Vallecano, se coloca con 64 puntos como único lider de la categoria de plata del fútbol español, logrando así su octava victoria consecutiva. El Valladolid, por su lado, suma una nueva derrota que le aleja de los puestos de play off. Este resultado también deja ver la irregularidad del equipo que a pesar de haber plantado cara y jugarle de tu a tu al líder, no es capaz de cosechar puntos de tres en tres. Las andadas de Sergio González por Pucela comenzaron negativamente, y en su primer partido como técnico del equipo, tuvo que ver como la grada de Pucela se teñía de felicidad y locura sportinguista.

Con la tecnología de Blogger.