Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Girona FC 0-1 Valencia CF: Montilivi, la última conquista che

El Valencia gana en su primera visita en la máxima categoría al feudo gironés con un solitario pero espectacular gol de Vietto 

Foto vía Twitter Valencia CF


LaLiga Santander-Jornada 37

Girona FC0
Valencia CF1
Ficha técnica
Girona FC: Bono; Maffeo (Aday, 69'), Ramalho, Espinosa, Juanpe,  Mojica; García (Eldi, 81'), Timor, Granell; Stuani y Lozano (Olunga, 72').

Valencia CF: Jaume; Montoya, Vezo, Murillo, Lato (Nacho Vidal, 86'); Ferran (Gayà, 76'), Soler, Maksimovic, Guedes; Vietto y Zaza (Rodrigo, 71').

Goles: 0-1 Vietto (61')

Arbitro: Ignacio Iglesias Villanueva, amonestó a Soler (29'), Maffeo (33'), Zaza (60'), Lato (76') y Timor (90').

Incidencias: Partido disputado en el estadio de Montilivi con capacidad para 13.500.
Duelo de objetivos cumplidos en Montilivi, Girona y Valencia cruzaban sus exitosos caminos esta temporada para únicamente tratar de poner el broche de oro a una campaña 'sin peros', los recién ascendidos llegaron a rozar Europa en su primera participación en la máxima categoría mientras que los che, con Marcelino a los mandos, vuelven a la Champions.

Muchas caras nuevas en el equipo de la Capital del Turia, el partido entre semana en tierras saudíes da la oportunidad a los menos habituales: Jaume, Lato o Maksimovic saltaban a escena; el once de Machín era más reconocible aunque con ciertas variaciones.

La situación de ambos equipos se trasladó al juego, el hecho de tener los deberes hechos se tradujo en un fútbol más atrevido y vistoso, los jugadores, sin presión, encaraban y buscaban las acciones individuales, las perdidas hoy no importaban tanto. 

Llegada la media hora los centrales estaban ganando las batallas contra los delanteros, Bono y Jaume eran meros espectadores que veían como sus defensas desactivaban cualquier intentona rival, un leve aroma a 0-0 final sobrevolaba el feudo ironista. 

Pero los de arriba despertaron de su letargo, primero Guedes con un latigazo que detuvo sin problemas Bono y después Borja García con una maniobra acrobacia que obligó a Jaume a estirase y rechazar el balón a córner, el poco trabajo que habían tenido los porteros lo habían resuelto bien.

Ahora que el partido se empezaba a avivar el arbitro Iglesias Villanueva señalaba el camino a los vestuarios para poner fin a una primera mitad que el Valencia parecía haber tenido más controlada pero que el Girona había terminado mejor teniendo sobre todo más presencia en los metros finales, donde los locales andaban más finos.

El arranque de la segunda mitad empezó con susto, Montoya y Mojita chocaban en la disputa por un balón aéreo y el cafetero se llevaba la peor parte desmayándose en el momento que impactaba con el suelo, afortunadamente para todos la intervención de los médicos evitó males mayores.

Con el juego ya reanudado Vietto robaba un balón a Granell en área visitante, se recorría todo el campo liderando un tres contra tres junto con Zaza y Guedes, una vez llega al borde de la frontal el ariete argentino fijaba a su central y la ponía con música en la escuadra, poco puedo hacer Bono más que mirar como el balón perforaba su meta.

Aunque todo parecía hecho para el Valencia, el Girona no se iba a rendir tan rápido, Olunga con un remate al palo primero y con un intentó de vaselina desde medio campo de Timor después mandaron un mensaje a los de Marcelino para que no se confiaran, con veinte minutos por delante el partido estaba abierto.

Y a pesar de la insistencia local el marcador no se movería, el Valencia vuelve a ganar cinco partidos después en un pequeño bajón del equipo que quedo en segundo plano tras la clasificación europea y que hoy se llevaba los tres puntos en su primera visita a Montilivi en La Liga, una conquista más para los valencianistas. La cruz, por llamarlo de alguna manera, se la llevó el Girona, que se despedía de su gente con la permanencia más que conseguida y con el sueño europeo aún en la memoria, nunca una cruz había sido tan dulce.

Con la tecnología de Blogger.