Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Los Warriors pasan por encima de unos Spurs desangelados (141-102)

Las bajas por parte de San Antonio Spurs (32-24) de LaMarcus Aldridge y DeMar DeRozan sumados al acierto anotador de Golden State Warriors (38-15) desequilibraron el encuentro a favor del equipo de Oakland

Foto: Spurs

Los Warriors disputaban el primer partido de los cinco que tienen que jugar en ocho días antes del fin de semana del All Star Game. San Antonio Spurs visitaban la cancha del actual campeón de la NBA afrontando el partido con las bajas de dos de sus mejores jugadores: Aldridge y DeRozan. El partido comenzó con un Kevin Durant en plan estelar: en tres minutos y medio, el alero de los Warriors había anotado 10 puntos sin fallo (4/4 tiros de campo con 2/2 en triples). El primer periodo tuvo ritmo por parte de los dos equipos. Marco Belinelli sostuvo a los Spurs en el primer cuarto con 9 puntos. Este primer periodo acabó con el marcador de 33-31 favorable al equipo de Oakland. Durant, anotó 15 puntos.

El segundo cuarto comenzó con un tiempo muerto por parte de Gregg Popovich tras la primera jugada del mismo. Los Warriors aceleraron y cogieron una ventaja en el marcador de once puntos (42-31) a falta de 8:47 para el descanso. Los Spurs no estaban acertados de cara al aro; anotaron dos canastas en los primeros cinco minutos del cuarto. Sin embargo, los Spurs, querían seguir en el partido llegándose a poner a tres puntos en el marcador (53-50) a falta de 3:01 para el intermedio. Steve Kerr paró el partido pidiendo un tiempo muerto. Tras el mismo, los Warriors encarrilaron un parcial de 11-0 para ponerse con catorce puntos de ventaja (64-50). Los Golden State Warriors se fueron al descanso con una ventaja de catorce puntos (66-52) sobre los San Antonio Spurs. Durant, con 17 puntos (6/10 tiros de campo y 3/4 en triples) y Klay Thompson con 16 puntos (5/7 tiros de campo y 2/3 en triples) fueron los máximos anotadores de Golden State al descanso. Por parte de los Spurs, Rudy Gay acabó la primera parte con 13 puntos.

Tras el descanso, los Warriors se convirtieron en un ciclón anotando sin fallo canasta tras canasta. Popovich, desesperado, no sabía cómo pararlos. A falta de 7:58 para el final del tercer cuarto, los Golden State Warriors tenían una ventaja de veinte puntos sobre los Spurs. Popovich decidió sentar a sus jugadores titulares para darles descanso para el siguiente encuentro. Este tercer periodo fue una orgía anotadora por parte del equipo del Área de la Bahía. Los Warriors anotaron 49 puntos repartiendo 16 asistencias (nuevo récord de la franquicia en un cuarto). Los Golden State Warriors llegaron a tener una ventaja de treinta y tres puntos (114-81) con un porcentaje de tiro (17/18 tiro de campo con 5/6 en triples) estratosférico. DeMarcus Cousins, Stephen Curry y Thompson acabaron el cuarto con 10 puntos cada uno. Este periodo acabó con el marcador de 115-83 favorable a los de Oakland.

El último cuarto no tuvo mucha historia. Kerr sacó a los jugadores menos habituales para cerrar el encuentro. El partido terminó con la victoria de los Warriors frente a los Spurs por 141-102. Golden State repartió 42 asistencias en el partido marcando un nuevo récord en la temporada. Thompson (26 puntos 11/13 tiros de campo) y Durant (23 puntos, 8 rebotes y 9 asistencias) fueron los máximos anotadores del partido por parte de los Warriors, mientras que Patty Mills (16 puntos y 4 asistencias) y Gay (15 puntos y 3 rebotes) hicieron lo mismo para los Spurs.

Con la tecnología de Blogger.