Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

West Ham 1-1 Liverpool: Nuevo tropiezo del líder en Londres

El Liverpool encaja su segundo empate consecutivo dejando al rojo vivo la carrera por el título de liga frente a un West Ham agresivo y ordenado en defensa

Foto: Premier League


Premier League-Jornada 25

West Ham1
Liverpool1
Ficha técnica
West Ham: Fabianski; Cresswell, Ogbonna, Diop, Fredericks; Rice, Noble (Obiang min. 79); Anderson (Masuaku min. 90), Snodgrass, Antonio y Chicharito (Carroll min. 79).

Liverpool: Alisson; Milner, Van Dijk, Matip, Robertson; Lallana (Shaquiri min. 69), Fabinho, Keita; Salah, Firmino (Origi min. 75) y Mané.

Goles: 0-1, min. 22: Mané. 1-1, min. 28: Antonio.

Árbitro: Friend K. (ING). Amonestó a Chicharito (min. 60) por parte del West Ham y a Matip (min.54) por parte del Liverpool.

Incidencias: London Stadium ante 59.903 aficionados.
El encuentro correspondiente a la jornada 25 de la Premier finalizó con un reparto de puntos entre West Ham y Liverpool. Un Lallana inspirado se las ingenió para elaborar una magnífica jugada que finalizó con el tanto de Mané en el 22. Por su parte, el West Ham empató el encuentro pocos minutos después tras una jugada ensayada acabada por Michail Antonio. Tras esto, el partido fue de más a menos y ninguno de los dos conjuntos fue capaz de sentenciar.

Tras el pequeño tropiezo ante el Leicester, el Liverpool llegaba al London Stadium para tratar de aumentar su ventaja sobre sus perseguidores por el título de la Premier League. Por su parte, el equipo local afrontaba el encuentro en unas condiciones algo complicadas. Jugadores como Arnautovic, Lanzini o Balbuena se perdían el choque por lesión y teniendo en cuenta las dos últimas derrotas en liga el Liverpool no parecía ser el rival adecuado para revertir la situación.

Empezaba a rodar el balón bajo el cielo londinense y, los hammers, presentaban una formación bastante defensiva para tratar de anular el peligro que supone enfrentarse a Mané, Salah y Firmino. La táctica estaba resultando ser realmente eficaz en los primeros compases del juego, que pese al dominio visitante del balón, Cresswell y Chicharito disponían de las primeras ocasiones. Los locales, que empezaban a encontrarse en una situación cómoda, veían como Mané perforaba su portería en el minuto 22. Tras una genialidad de Lallana en el medio del campo, este encontraba a Milner que a su vez asistía al delantero senegalés. Este golpe no hacía reblar a un West Ham que rápidamente reaccionaba creando de nuevo ocasiones de peligro en los minutos siguientes al gol. La perseverancia les recompensaba dado que lograban el empate en el 28 mediante Michail Antonio.Un tiro de falta perfectamente ensayado era ejecutado por la estrella del equipo, Anderson, que aprovechando el despiste de la defensa red para asistir a su compañero. Ambos goles enchufaban a los dos equipos que disputaron un final de primer tiempo realmente emocionante, destacado por numerosas las oportunidades claras y algo de tensión.

Se retomaba el choque con los jugadores del Liverpool tratando de calmar el juego mediante combinaciones intranscendentes de balón en el medio del campo buscando, con alguna genialidad, volverse a imponer el el marcador. Unos visitantes que dominaban en todos los aspectos, hacían inútil cualquier intento de contraataque rival. A medida que avanzaba el tiempo, el juego iba rompiéndose cada vez más. Llegados a los veinte últimos minutos tanto locales como visitantes se veían decididos a darlo todo por los tres puntos en un partido en el que un empate no parecía ser suficiente para ninguno. Klopp, por su parte, decidía dar entrada a dos atacantes: Origi y Shaqiri respectivamente. Mientras, Pellegrini, apostaba por un jugador más defensivo introduciendo al ecuatoguineano Obiang. Aún por los innumerables contraataques de uno y otro conjunto las ocasiones manifiestas de gol eran cada vez menores. El cansancio se hacía notar y un gol podía ser ya definitivo a estas alturas. Este no llegó y los noventa minutos concluían tras un desenlace algo descafeinado teniendo en cuenta la gran primera parte que se había disputado

Con este empate, el Liverpool pierde otros dos puntos por segunda jornada consecutiva, acortándose a tres puntos la distancia que mantienen con su más próximo competidor, el City. Paralelamente, el West Ham sigue en mitad de la tabla sin opciones claras a las competiciones europeas ni preocupación por un posible descenso.

Con la tecnología de Blogger.