Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Granada Leganés Levante Mallorca Osasuna Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

El Aspil-Vidal vence a Santa Coloma en un partido marcado por el 'fair-play' (6-2)

Los naranjas no hicieron una buena primera parte, pero fueron dueños y señores de la segunda, en la que volvieron a defender muy bien el portero-jugador

Foto: Ribera Navarra


LNFS-Jornada 25

Aspil Vidal6
I. Santa Coloma2
Ficha técnica
Aspil-Vidal: Gus, David, Sepe, Lucas, Sergio González -quinteto inicial- Ferran Plana, Lemine, J. Minguez, Tripodi, David Pazos y Pedro.

Industrias Santa Coloma: Miquel Feixas, Uri Santos, Cardona, Sebas Corso, Ximbinha -quinteto inicial- Mario, Pol Pacheco, Alvarez, Alex Verdejo y Thailes.

Goles: 0-1 ' Uri Santos (1'); 1-1  Sepe (1');  2-1 Ferrán Plana (26');  3-1 Pedro (26');  4-1 L. Tripodi (35')  4-2 Cardona (35');  5-2 Sergio González (36'); 6-2 Lemine (39')

Arbitros: Contreras Tejedor y Redondo Arenales

Incicencias: Ciudad de Tudela (800 personas).
Fue un triunfo para olvidar las penas pasadas el pasado sábado. Un reconstituyente protagonizado por el mejor de los remedios, el gol. También, por un enorme gesto de deportividad del Aspil-Vidal Ribera Navarra Fútbol Sala, que se dejó anotar un tanto al haber logrado otro con el portero rival en el suelo lesionado, cuando el partido todavía estaba muy vivo.

Entonces el marcador se puso 4-2 a falta de menos de 6 minutos, pero el Aspil superó con buena nota los fantasmas del portero-jugador de Industrias Santa Coloma y terminó venciendo 6-2 y llevándose tres puntos que afianzan a los riberos en la octava plaza tras la derrota de Peñíscola, noveno con tres puntos menos.

Fue un triunfo merecido pero abultado cimentado en una gran segunda mitad. Y es que en la primera, los naranjas tal vez pecaron de ansiedad. El inicio fue explosivo, con fuegos artificiales cargados de pólvora. Un inicio tan fuerte como fugaz, ya que, apenas 70 segundos después del pitido inicial, el marcador ya reflejaba un 1-1. Golpeó primero Santa Coloma en su primera llegada, una contra rapidísima que culminó Uri Santos a placer a los 43 segundos. Pero, si este tanto llegó rápido, más inmediata fue la respuesta de los naranjas, que lograron la igualada 23 segundos después tras una buena jugada colectiva que culminó Sepe, con algo de suspense, a pase de Sergio.

La tempestad fue tan intensa como corta, y el partido volvió a la cordura pasado ese minuto y el Ribera tomó el control por unos instantes. Una cordura que siguió en el marcador pero desapareció en el juego, que pronto empezó a transitar acelerado durante varios minutos, en los que ningún equipo podía hacer su juego víctima de los errores y la precipitación.

Una vez pasados también estos momentos, el dominio del partido fue alterno, pero era Santa Coloma el equipo que disfrutaba de más llegadas de peligro ante un Aspil que cometió la quinta a falta de más de 8 minutos, una situación a la que pudo sobreponerse.

El partido seguía algo inclinado para los visitantes, pero con tablas en el marcador, y así siguió hasta el descanso, al que se llegó con el mismo 1-1 que reflejaba el marcador a los 70 segundos de juego. Pero lo hizo con malas sensaciones para los riberos, que no pudieron desplegar su juego y, durante la mayor parte de la primera mitad, sufrieron ante el mayor empuje visitante.

Gran segunda parte

El Aspil volvió de vestuarios en busca de que la segunda parte fuera otro cantar, y así fue. Los riberos salieron con más poso y tranquilidad, queriendo el balón y buscando esa identidad perdida en la primera mitad.

El inicio fue notable, pero pronto llegó otra tormenta de apenas medio minuto, pero esta vez sólo llovió naranja. El primer chaparrón llegó tras un robo de Pazos, que hizo una pared con Pedro para, acto seguido, enviarle el balón a Ferran, que había perdonado un gol segundos antes, pero ésta vez no lo hizo y anotó el 2-1 en el minuto 26. Fue la primera gran alegría de la afición, que celebró su día y fue protagonista antes y durante el choque, ya que, apenas medio minuto después, Pedro anotó el tercero tras un servicio de Sepe desde el córner.

Estos tantos soltaron al Ribera, que dominó el encuentro desde entonces moviendo la pelota con fluidez, pero no lograba aumentar la renta. Esto sí que lo hizo a falta de seis minutos, cuanto Tripodi anotó el 4-1 sin la oposición del portero, ya que Feixas había quedado dañado en un choque anterior. Ante esta circunstancia, 'Pato' dio orden a los suyos de dejarse anotar el 4-2, obra de Cardona, en un gran gesto de deportividad que provocó la ovación del público y de ambos equipos.

Todo había cambiado, pero todo seguía igual a falta de casi seis minutos, pero el Aspil pronto volvió a golpear. Esta vez fue Sergio el que anotó el 5-2 con un disparo lejano a falta de 4:20 para el final, una distancia que obligó a Óscar Redondo a optar por el portero-jugador.

Ximbinha se vistió de portero en busca de la remontada, pero el Aspil no dejó reaparecer a los fantasmas de la semana pasada y demostró que lo ocurrido en Ferrol fue un mero accidente. De hecho, consiguió anotar el sexto y cerrar el marcador por mediación de Lemine aprovechando la ausencia de portero en la meta visitante.

Con la tecnología de Blogger.