Alavs Athletic Atltico Alavs Betis Celta Eibar Espanyol Getafe Girona Huesca Leganés Levante Rayo Vallecano Real Madrid Real Sociedad Sevilla FC Valencia Real Valladolid Villarreal

Los Raptors asaltan el Oracle Arena antes unos Warriors muy mermados (123-109)

El equipo canadiense aprovechó las bajas de Klay Thompson y Durant para recuperar el factor cancha

Foto: Toronto Raptors


Cambiaba de rumbo la serie y pasaba de la fría Canadá al calor californiano. Venían los de Steve Kerr de levantar un segundo partido muy complicado, pero con un sabor amargo por las bajas que traían de la dicha batalla. Kevon Looney no volverá a jugar lo que resta de finales y Klay Thompson tuvo que aceptar que el cuerpo médico le aconsejara no jugar anoche (él quiso forzar). A esto hay que añadirle la baja de Durant (no se sabe nada todavía) y los renqueantes Cousins e Iguodala. En definitiva, los Warriors estaban en cuadro y Toronto sabía que tenía una oportunidad única.

Salieron los visitantes muy enchufados desde el principio, no dando opciones a los Warriors en ningún momento. Las rentas siempre oscilaron en los diez puntos de diferencia, pero con la sensación de que nunca puedes dar por muerto a los campeones. El primer cuarto acabaría con un parcial de 36-29 para los de Nick Nurse, muy acertados en el lanzamiento durante todo el choque. Solo Stephen Curry tiraba del carro, viéndose reflejado en que de los 26 puntos anotados en el primer cuarto todos fueron anotados o asistidos por él, salvo una canasta de Draymond Green. Era insostenible ese ritmo, aun así el base acabaría con un increíble 47-8-7 (record en anotación para él en Playoffs).

La segunda parte continuo por los mismos derroteros, intercambiándose protagonismo ofensivo entre Kawhi Leonard (30-7-6), Lowry (23-9), Danny Green (18  tantos con un genial 6/10 en triples)  o Pascal Siakam (18-9-6). En el quinteto titular de Toronto todos sobrepasaron los 10 puntos de anotación, añadiendo desde el banquillo los 11 tantos de VanVleet y la consistencia defensiva de Serge Ibaka.

En conclusión, anoche se vio reflejada la diferencia entre una actuación colectiva y la soledad de Curry en el bando localAhora queda esperar a la madrugada del viernes, con los Warriors suspirando por recuperar efectivos y Toronto intentar dar un golpe mortal para tener la posibilidad de conseguir en su casa un anillo histórico.

Con la tecnología de Blogger.